El Museo Nacional Etrusco de Tarquinia, comprendido dentro del Palazzo Vitelleschi, es sin duda uno de los más ricos e importantes de Italia. Auténtica obra maestra arquitectónica del Renacimiento, fue realizado por voluntad del Cardinal Giovanni Vitelleschi entre 1436 y 1439 sobre un proyecto de Giovanni Dalmata.

El edificio vanta la copresencia de elementos góticos y elementos del renacimiento, testimonio del pasaje gradual al nuevo estilo, que precisamente en aquellos años se estaba difundiendo. La huella del Renacimiento es evidente en el sector izquierdo, con el portal cuminado por un tímpano triangular en el que está incluido el escudo de armas de la familia Vitelleschi, mientre las parejas de bíforos del sector central y las tres triforas del sector de la derecha nos recuerdan al gótico.

Una vez superado el portal de entrada, os encontraréis en un amplio patio dotado de un pozo octagonal que data de 1459, rodeado a los dos lados por un pórtico con arcos apuntados.

La transformación definitiva del edificio en museo tuvo lugar en 1924, cuando al núcleo original de la colección municipal, que comprendía muchos restos de excavaciones llevadas a cabo a los largo del siglo XIX en el área de Tarquinia, se unió la colección Bruschi-Falgàri y otras contribuciones de familias nobles de la ciudad.

Desde entonces, la colección se ha ido progresivamente enriqueciendo, también con la incorporación, a principios de los años cincuenta, de cuatro tumbas provenientes de la cercana Necrópolis de Monterozzi.

Museo Nacional Etrusco de Tarquinia

Museo Nacional Etrusco de Tarquinia

El patio de entrada al Museo con el pozo octagonal y el pórtico con arcos apuntados

ITINERARIO DE VISITA

La exposición del Museo está organizada en tres plantas.

PLANTA BAJA

Los ambientes de la planta baja, en secuencia cronológica, los materiales de piedra pertenecientes a las colecciones del museo, entre los cuales, sarcófagos que datan de mediados del siglo IV a.C. Es de destacar la sala 10 que contiene los sarcófagos de más preciados, algunos esculpidos en mármol griego, pertenecidos a algunas de las familias más relevantes de la Tarquinia de mitad del siglo IV a.C.

Entre los más importantes, se encuentra el sarcófago de Laris y el de Velthur, ambos pertenecientes a la familia Partunus, el del Obeso, el del Magistrado, el del Magnate y el del Sacerdote.

Museo Etrusco de Tarquinia - Sarcófago de Laris

Museo Etrusco de Tarquinia - Sarcófago de Laris

Museo Etrusco de Tarquinia - Sarcófago de Veltur

Museo Etrusco de Tarquinia - Sarcófago de Veltur

PRIMERA PLANTA

En la primera planta se encuentra expuesta, en orden cronólogico, una rica colección de restos, del periodo vilanoviano al romano, que documentan la evolución de la pintura griega y etrusca.

El jarrón de Bocchoris

El jarrón de Bocchoris

De notable belleza, el ajuar funerario de la tumba representado por el célebre jarrón de Bocchoris (siglos VII-VI a.C.) así como numerosos jarrones griegos con figuras negras del siglo VI a.C. y áticos con figuras rojas.

Os aconsejamos iniciar la visita por la última sala de la galería donde están recogidos los materiales más antiguos, que remontan al periodo Villanoviano (siglos IX - VIII a.C.). Las salas sucessivas, dispuestas en orden cronológico, contienen restos provenientes de Fenicia y de Egipto (final del siglo VIII - VII a.C.), jarrones importados de Grecia (sobre todo de Corinto) que datan de finales del siglo VII y del siglo VI a.C.,  y los buccheros, la típica cerámica etrusca.

A continuación encontraréis cerámicas de importación provenientes del Ática (Grecia), realizadas con la técnica a figuras negras y a figuras rojas, que se puede datar hacia el siglo VI a.C.

En una vitrina del Salón de las Fiestas está recogida una selección de monedas etruscas de bronce y monedas de oro que remontan al periodo tardío imperial, encontradas en las excavaciones de la colonia romana de Gravisca, y algunas joyas de oro realizadas con la técnica de granulación.

Ejemplo de Buccheros, la cerámica característica etrusca

Ejemplo de Buccheros, la cerámica característica etrusca

Cerámica del Ática con figuras rojas y negras

Cerámica del Ática con figuras rojas y negras

Siguiendo en las salas sucesivas se pueden admirar restos de producción local, tanto cerámicas como metales: espejos, ungüentarios, adornos. En la última sala se recogen los llamados ex voto, es decir, regalos ofrecidos a la divinidad para recibir una gracia, provenientes del santuario del Altar de la Reina. La mayor parte reproducen, en terracota, partes del cuerpo humano o bien cabezas de individuos por los cuales se quería pedir la protección de la divinidad.

SEGUNDA PLANTA

En la segunda planta se encuentra un pórtico cuadrangular desde el que se puede disfrutar de una magnífica vista sobre la ciudad y sobre el campo. En un grupo de salas climatizadas se han conservado y reconstruido algunas tumbas pintadas cuyos frescos han sido desprendidos: se trata de las tumbas del Triclinio, de los Carros, de las Olimpiadas y de la Nave.

El célebre alto relieve de los Caballos Alados, recuperado de las ruinas del templo del Altar de la Reina, tras haber sido temporalmente expuesto en 2011 en el Salón de las Armas, volverá por fin a la sala que se le había destinado originalmente dentro del Museo Arqueológico Nacional de Tarquinia, para dar también en el plano expositivo, toda la relevancia e importancia adecuada a una obra única en el mundo. La inauguración de la sala está prevista para el próximo sábado 4 de julio de 2015, a las 9:00. 

LEE LA HISTORIA COMPLETA DEL HALLAZGO DE LOS CABALLOS ALADOS

Completa la exposición una colección de restos descubiertos en las grandes excavaciones de Tarquinia, gestionadas por la Università di Milano, por lo que respecta la ciudad etrusca, y por la Università di Perugia, por lo que respecta el sitio arqueológico del emporion de Gravisca.

Fresco de la Tumba del Triclinio

Fresco de la Tumba del Triclinio

Los Caballos Alados del Altar de la Reina

Los Caballos Alados del Altar de la Reina

Leed la casilla de abajo con toda la información útil para organizar lo mejor posible vuestra visita al museo.

Información útil

Museo Nacional Etrusco de Tarquinia

CóMO LLEGAR
Transporte Público
Si no queréis alquilar un coche, desde el Puerto de Civitavecchia podéis dirigiros en 10 minutos andando a la estación de tren, tomad el primer tren (dirección Pisa Central/Grosseto - 1,50€) y bajad tras 1 parada en Tarquinia (Museo). Para horarios de autobús podéis consultar la página oficial.
 
Al retorno, desde la estación de Tarquinia sólo tendréis que tomar el primer tren en dirección a Civitavecchia/Roma Termini. Para los horarios de los trenes, consultad la página de Trenitalia.
 
Como alternativa, desde Plaza Vittorio Emanuele (Catedrale) podéis tomar la línea COTRAL en dirección Tarquinia (Barriera S.Giusto) que os dejará a pocos pasos del Museo.
 
En coche
- Desde Roma: tomar la autopista hasta Civitavecchia y la Estatal Aurelia (90 km).
- Desde Grosseto: Carretera Estatal Aurelia en dirección sur (90 km).
- Desde Viterbo: via Vetralla - Monte Romano o bien via Tuscania; en ambos casos, no más de 45 km.
HORARIOS
Martes - Domingo: 8:30-19:30
Cierre semanal: Lunes
Cierre festivos: 1 enero y 25 diciembre.
PRECIOS
Entrada entera: 6,00€
Combinado Museo + Necrópolis: 8,00€
Reducido: gratuito menores de 18 y mayores de 65
Para edades comprendidas entre los 18 y los 25 la entrada cuesta la mitad.
Vota el contenido: 
Average: 3 (1 vote)

veces compartidos