La pequeña Iglesia de Nuestra Señora de las Gracias, más conocida con el nombre de Iglesia de la Estrella, se encuentra en Plaza Leandra. Junto a la Iglesia de la Oración y de la Muerte, son de las iglesias más antiguas de Civitavecchia.

UNA IGLESIA DE ANTIGUoS ORÍGENES

La iglesia es sede de la Archicofradía del Gonfalone, fundada por San Buenventura en 1274. La tradición cuenta que San Buenaventura, antes de embarcarse en dirección a Lyon, fue a Civitavecchia donde, adheriendo a las peticiones de numerosos fieles, fundó una cofradía que tomó el nombre de Compañía del Gonfalone.

La fachada de la pequeña Iglesia de la Estrella

Durante las luchas y las insurreciones que tuvieron lugar en Roma en 1354, la Cofradía conseguió volver a traer la paz y acabar con las matanzas, en nombre de la Virgen María. La Iglesia de la Santa Cruz se convirtió así en el emblema, la bandera y el cofalón de la paz y la justícia. 

La Cofradía, con ganas de crear su propia iglesia y su propia capilla, solicitó en 1688 al Ordinario de Civitavecchia Brancacci, la Iglesia de la Estrella, que ampliaron, embellecieron y dotaron de ricos adornos sagrados y obras de arte a sus expensas.

Entre las varias obras de arte que podéis admirar en el interior de la Iglesia, aparece una preciosa estatua de madera de la Virgen María. 

En el tabernáculo encima del altar, está conservada la estatua de Nuestra Señora de las Gracias, que recientemente, cada 8 de septiembre, es protagonista de una solemne procesión por las calles del centro y del puerto histórico.

Finalmente en las dos paredes laterales se encuentran dos pinturas del pintor local Ennio Galice (siglo XX): La Adoración del Niño Jesus y El Cristo Entre Dos Santos.

La nave interna de la Iglesia de la Estrella.

Estatua de Nuestra Señora de las Gracias.

Estatua del Cristo Muerto - Detalle

Detalle de la pintura "El Cristo entre los Santos"

Particular de la pintura "Adoración del Niño Jesus"

LA PROCESIÓN DEL CRISTO MUERTO

En el interior es posible admirar también el precioso crucifijo tallado del Cristo Muerto. Cada año, coincidiendo con el Viernes Santo, por las calles de Civitavecchia se puede admirar la sugestiva Procesión del Cristo Muerto. Una procesión de antiguos orígenes, durante la cual la Estatua del Cristo Muerto se transporta sobre un carro ornado e iluminado por mano de los Cofrades del Gonfalone vestidos con un hábito blanco y la cara cubierta.

La procesión empieza al anochecer en la pequeña Iglesia de la Estrella (donde se coge la estatua) y sigue a lo largo del centro historico de Civitavecchia a la luz de las antorchas y antiguos faroles.

El punto focal está constituido por los penitentes: hombres y mujeres encapuchados con pesantes cadenas sujetas a los pies desnudos. Algunos de ellos llevan a la espalda una cruz de madera.

La Estatua del Cristo Muerto durante la Procesión del Viernes Santo

Asistir a la Procesión del Viernes Santo es ¡una experiencia única! Los penitentes, para permanecer en el anonimato, arrastran sus cadenas a paso lento y cadencioso al ritmo de los tambores de la banda musical. La ciudad entera de Civitavecchia está reunida en una dramática atmósfera de carácter sagrado y de oración. 

¿Queréis descubrir más sobre el centro histórico de Civitavecchia? ¿Por qué no leéis nuestro itinerario dedicado?

Información útil

Iglesia de Nuestra Señora de las Gracias

CóMO LLEGAR

La pequeña Iglesia de Nuestra Señora de las Gracias o de la Estrella se encuentra en Piazza Leandra en el centro histórico de Civitavecchia. Si os encontráis cerca del Puerto da Piazza Luigi Calamatta podéis atravesar Via Trieste y luego girar al final a la izquierda en Via del Piave.

PRECIOS

La entrada es gratuita.

Vota el contenido: 
Sin votos todavía