No cabe duda: la Basílica de San Pedro es en absoluto la iglesia más grande del mundo.

La magnífica sede del papado, desde el balcón de la cual cada domingo por la mañana el Papa Francisco se asoma para bendecir a los fieles, es considerada la madre de todas las iglesias.

¡La Basílica de San Pedro es simplemente inmensa! ¿Algunos datos? 130 metros de altura, 190 de longitud para una superfície total de más de ¡22.000 metros cuadrados! La estructura puede acoger a unas 20.000 personas, 45 altares, 11 capillas y además contener algunas de las más importantes obras de arte del mundo.

LA BASÍLICA DE SAN PEDRO VISTA DESDE FUERA

La fachada de la Basílica, construida por Carlo Maderno en el 1607-1614, se caracteriza por una escalinata de tres rellanos realizada por Gian Lorenzo Bernini con dos estatuas colosales de San Pablo y San Pedro a los lados.

Una serie de columnas sustentan la cornisa sobre la cual está esculpido el nombre de Papa Pablo V, mientras abajo se encuentra el pórtico central con dos arcadas en las extremidades sobre el cual se asoman nueve balcones. A partir del balcón central, el más grande, llamado Logia de las Bendiciones, se asoma el Papa para repartir las bendiciones solemnes a los fieles reunidos en la plaza y desde el cual se anuncia la elección del pontífice.

Encima del grande ático se perfilan las 13 estatuas del Redentor, del Baptista y de los apóstoles, excepto San Pedro, y dos grandes relojes en las extremidades.

La imponente fachada exterior de la Basílica de San Pedro

En el pórtico, constituido por cinco entradas, se encuentran a la derecha la estatua ecuestre de Constantino y a la izquierda la estatua ecuestre de Carlomagno. La célebre Puerta Santa, en cambio, se abre exclusivamente en los años jubilares, es la última a la derecha y está ornada con escenas del Viejo y Nuevo Testamento.

La estatua ecuestre de Carlomagno

La Puerta Santa

LA CÚPULA

Gracias a los 133 metros de altura, 41.50 de diámetro y 537 escalones desde la base del edificio hasta la linterna, la cúpula es el emblema mismo de la basílica y uno de los simbolos de Roma.

Proyectada por Miguel Ángel a finales de 1546, bajo el pontificado de Pablo III Farnese, fue realizada por Giacomo Della Porta, el cual, siguiendo los diseños de Miguel Ángel, completó las obras en sólo dos años gracias a la ayuda de 800 hombres.

La cúpula de la Basílica de San Pedro

Sucesivamente, durante el pontificado de Clemente VIII fue completada la construcción de la linterna y la cúpula fue recubrid con lastras de plomo. El 18 noviembre del 1593 se colocó sobre la cúspide la grande esfera de bronce dorado con una cruz encima, obra de Sebastiano Torrigiani.

Si aún no lo habéis hecho, tenéis absolutamente que subir a la cúpula para asistir a una fantástica panorámica de Roma, con Plaza San Pedro, Castillo de Sant’Angelo y el río Tíber al fondo. ¡Son 133 metros de altura y 551 escalones! Pero no hay que asustarse, para los más perezosos hay un cómodo ascensor que hace todo más fácil... ¡o casi! Descubre los detalles en la casilla del fondo de la página.

LA BASÍLICA DE SAN PEDRO: UNA MIRADA AL INTERIOR

La construcción de la basílica empezó durante el pontificado del Papa Julio II en 1506 para concluirse en 1602 con el Papa Pablo V. Pocas personas saben que la nueva iglesia en realidad se situaba encima de un preexistente edificio construido en el siglo IV por voluntad del emperador Costantino, en el punto donde nacía el Circo de Nerón, el mismo lugar en el que San Pedro habría sido crucificado y enterrado.

Atravesando la magnífica nave principal de la iglesia, se llega al célebre Baldaquín de San Pedro, monumental estructura arquitetónica realizada por Bernini en el siglo XVII en el interior del altar principal, para marcar el lugar donde se encontraba la Tumba de San Pedro. El bronce utilizado para las cuatro columnas del baldaquín fue tomado del Panteón, otro grande monumento de la ciudad eterna y que atestigua la desenfrenada ambición del Papa Urbano VIII, quien comisionó la obra.

El magnífico Baldaquín de San Pedro en la cumbre de la nave principal

En la primera capilla de la nave derecha se encuentra la famosísima Piedad de Miguel Ángel. Una obra de arte universal que el artista realizó siendo aún muy joven, esculpiéndola de un único bloque de mármol de Carrara. La obra se encuentra hoy en día protegida por una pared especial de cristal antiproyectiles, necesario después del atentado vandálico de 1972.

La Piedad de Miguel Ángel es una absoluta obra maestra. Admirando la estatua, no se puede evitar notar la extraordinaria naturalidad de los cuerpos esculpidos por Buonarroti. Casi casi entran ganas de tocarla con la mano, de tan reales que parecen. El rostro de Jesús se abandona entre los brazos de la madre Virgen María, pero al mismo tiempo es sereno y en esto el artista quiso subrayar que con su sacrificio, Cristo reunió el hombre con Diós. Emblematico el movimento de la mano izquierda de la Virgen María, que parece que nos invita a reflexionar sobre la importancia del gesto divino.

La Piedad de Miguel Ángel Buonarroti en todo su esplendor

Las maravillas que se encuentran en el interior de la Basílica de San Pedro ¡no acaban ni mucho menos aquí! Nosotros hemos querido daros a probar un bocado de lo que encontraréis turante vuestra visita, conscientes de que las emociones que viviréis no se pueden plasmar en un artículo.

De hecho, la Basílica de San Pedro, además de ser una gran obra de arte por sí misma, es también un gran espacio albergador de arte. Sólo hace falta pensar que en más de un siglo se han sucedido arquitectos como Bramante, Raffaello, Antonio da Sangallo il Giovane, Peruzzi, Miguel Ángel, Giacomo della Porta y Maderno.

En el interior de la Basílica se conserva una cantidad indescriptible de obras de arte además de las ya citadas, entre las cuales por ejemplo la estatua de bronce de San Pedro, la Tumba de León XI, el monumento a Pío VII, la Tumba de Alejandro VII, las Grutas Vaticanas en los niveles inferiores en las que se encuentra la Tumba de Pablo II, las salas octagonales, los órganos y muchísimas otras estátuas de mármol de santos y personajes ilustres.

El artículo acaba aquí. Contadnos vuestra experiencia en primera persona, escribid un comentario y, si os ha gustado, ¡compartid este artículo con vuestres amigos!

Antes de dejarnos, ¿qué decís de leer también nuestra publicaión sobre la Plaza de San Pedro?

Información útil

Basílica de San Pedro

CóMO LLEGAR
La Basílica de San Pedro se encuentra en la homónima grande plaza y está bien conectda con el transporte público y se puede llegar de muchas maneras.
 
- Desde Civitavecchia: alcanzad la Estación Ferroviaria de Civitavecchia y subid al primer tren regional con dirección Roma. Después más o menos 45 minutos bajad directamente a la Estación de Roma San Pietro. Desde aquí podeís dirigiros hacia la Plaza San Pedro a pies (10 minutos) o cogiendo el autobus 64 que parte desde Plaza de la Stazione di San Pietro y después 2 paradas os lleva en Via di Porta Cavalleggeri. Pocos pasos y habéis llegado. 
 
Para los horarios del tren consultad el sito oficial de Trenitalia.
HORARIOS
La Basílica
- De el 1 de octubre hasta el 31 de marzo: 9:00/18:30
- De el 1 abril hasta el 30 de septiembre: 9:00/19:00
*para acceder a la Basílica es obligatorio llevar un vestuario decoroso conforme al lugar sagrado.
La Cúpula
-De el 1 de octubre hasta el 31 de marzo: 8:00/17:00
-De el 1 abril hasta el 30 de septiembre: 8:00/18:00
Las Grutas Vaticanas
- De el 1 de octubre hasta el 31 de marzo: 7:00/17:00
- De el 1 abril hasta el 30 de septiembre: 7:00/18:00
Se accede por el transepto de la Basílica.
Tumba de San Pedro y Necrópolis
Contactar la Oficina Excavaciones, lunes-viernes 9:00 - 18:00 y sabado 9:00 - 17:00
Teléfono + 39 0669885318 | Fax + 39 0669873017 | e-mail: scavi@fsp.va
Se accede por el Arco delle Campane. Para más información haced click aquí.
PRECIOS
La Basílica
Entrada gratuita.
La Cúpula
- Ticket 7,00€: ascensor hasta el nivel terraza y seguid a pies (320 peldaños).
- Ticket 5,00€: subida a pies (551 peldaños).
- Ticket reducido 3,00€: reducción para las escuelas.
Tumba de San Pedro y Necrópolis
- Ticket individual 13,00 (comprende Guía especializada)
Vota el contenido: 
5
Average: 5 (2 votes)

veces compartidos