DURACIóN

3-5 horas

Dificultad

Fácil

Presupuesto

Bajo

Paradas del itinerario

  1. La Pirámide Cestia

    Horarios de visita, precio de la entrada y toda la información útil para visitar la Pirámide de Roma

  2. El Cementerio Protestante

    Horarios de apertura, artistas sepultos y precios de entrada del cementerio acatólico de Roma

  3. San Pedro visto desde el Orificio de la cerradura

    ¿Ver San Pedro desde el orificio de la cerradura? Dónde ir y como llegar al Aventino para descubrir uno de los tesoros escondidos de Roma

  4. La Boca de la Verdad

    Dónde se encuentra y horarios de apertura de una de las atracciones hechas inmortales por la película Vacaciones en Roma

  5. El Circo Máximo

    Circo Máximo: qué ver, historia y cómo llegar a uno de los sitios arqueológicos más bonitos de Roma

Si tenéis medio día disponible para visitar Roma y ya conocéis los grandes clásicos de la capital como el Coliseo, los Foros Imperiales o el Victoriano, os sugerimos este itinerario alternativo entre lo sagrado y lo profano. Ponéos calzado cómodo, pues tendréis que caminar unos dos quilómetros, pero al final del recorrido, lo agradeceréis.

1. Nuestro tour empieza en la sorprendente Pirámide Cestia. Tomad la línea B del metro y bajad en “Piramide”. Cuando salgáis de la estación no podréis evitar notar a vuestra izquierda una gigantesca pirámide hecha con ladrillos de cemento. Os encontraréis delante de la Pirámide Cestia, la tumba encargada por Cayo Cestio, hombre político y miembro del colegio sacerdotal Septemviri Epulonum, que dispuso en su testamento la costrucción de un sepulcro en forma de pirámide. Construida entre el 18 y el 12 a.C es el único monumento de este tipo en Roma. Es posibile efectuar también visitas guiadas que os llevarán dentro de la Piramide hasta la tumba de Cayo Cestio.

La Pirámide de Cestia al lado de la Puerta de San Pablo y los restos de las murallas aurelianas

2. Detrás de la pirámide encontraréis un oasis de paz y tranquilidad: estáis observando el cementerio protestante, lugar de sepultura de todos los extranjeros acatólicos que han vivido y muerto en Roma. La fama del cementerio se debe tanto a la gran concentración de artistas, escritores y diplomáticos aquí enterrados -John Keats, Percy Bysshe Shelley, el hijo de Goethe o Antonio Gramsci- como al valor artístico de las tumbas.

Caminad en el cementerio protestante y descubriréis tumbas y esculturas como esta

Caminad en el cementerio protestante y descubriréis tumbas y esculturas como esta

3. Cuando acabéis vuestra visita al cementerio acatólico de Roma dirigíos hacia via Marmorata y tomad la segunda calle a la derecha de Via Asinio Pollione. Seguid la calle y en menos de un quilómetro habréis llegado al Orificio de la cerradura: un emocionante panorama que, a través del orificio de la cerradura de la puerta del Priorado de los Caballeros de Malta, permite "espiar" la Cúpola de San Pedro en una perspectiva nueva y diferente. Una emoción única en el mundo.

Desde el Orificio de la herradura es posible ver la Cúpula de la Basílica de San Pedro

 

Espiando la Grande Cúpula: una emoción única en el mundo, un tesoro escondido de Roma
El Orificio de la Cerradura

Perded 10 minutos para una breve visita al Jardín de los naranjos, un parque situado a 500 metros del Ojo de la cerradura que os regalarán una espléndida vista sobre Roma.

4. Dirigíos ahora hacia el Tíber y en 5 minutos llegaréis a la Boca de la Verdad: un mascarón de mármol de 1,80 metros de diámetro immortalizado gracias a la pelicula Vacaciones en Roma con los inolvidable protagonistas Audrey Hepburn y Gregory Peck. La leyenda afirma que su boca muerde la mano de quién no dice la verdad. Provad también vosotros y contadnos como ha ido.
Antes de retomar el camino hacia la próxima parada, no podéis dejar de parar otros 2 minutos en la plaza para observar de cerca el templo de Hércules la Fuente de los Tritones.

La leyenda afirma que la Boca de la Verdad muerde la mano de quien no dice la verdad

5. Dirigíos detrás de la plaza y tomad via del Circo Massimo, os encontraréis delante del circo más antiguo y famoso de Roma. Aquí hace más de 2.000 años se realizaban las carreras de cuadrigas. Hoy el Circo Máximo se presenta como un grande parque donde se llevan a cabo grandes eventos, conciertos y fiestas. Pasead dentro y tendréis la sensación de caminar en la historia. Al lado, advertiréis restos antiguos, se trata de restos arqueológicos del monte Palatino.

El Circo Máximo con el Monte Palatino al fondo

El itinerario acaba aquí. Prosiguiendo con vuestra caminata os encontraréis delante de la parada “Circo Massimo” de la línea B de metro. 
Escribid vuestros comentarios y vuestras opiniones aquí abajo. Y si el artículo os ha gustado, ¡compartidlo con vuestros amigos!

Vota el contenido: 
1
Average: 1 (1 vote)

veces compartidos