Piazza Navona, nacida de las cenizas del antiguo estadio de Domiciano, es de las plazas más bonitas e importantes de Roma.

Gran punto de encuentro, la plaza es siempre muy concurrida: artistas callejeros, pintores, turistas, pero también los mismos romanos. A pesar del gran impacto del turismo, son muchos los que vienen aquí a sentarse en los bancos, a comer un helado o, simplemente, a charlar en los bares y locales que animan la plaza. Piazza Navona se puede considerar, de hecho, como la plaza más amada por los romanos.

Durante el periodo navideño, y hasta la tradicional noche de la Befana (figura femenina tradicional italiana que lleva regalos a los niños la noche del 5 de enero), la plaza se ilumina de mil colores, y se llena de paraditas que venden dulces, objetos de artesanía y figuritas del pesebre.

LA HISTORIA DE PIAZZA NAVONA

Piazza Navona, con sus fuentes, sus edificios y la espléndida Iglesia de Santa Inés en Agonía representa la verdadera quintaesencia del Barroco romano.

Su característica forma ovalada recalca el antiguo perímetro del estadio que se encuentra debajo, que el emperador Domiciano hizo construir en el año 86 d.C. para los juegos atléticos griegos, los llamados agones de los que deriva, precisamente, el nombre de la plaza. Una falsa leyenda urbana cuenta que la plaza, de forma cóncava, se utilizaba como teatro de batallas navales, mientras que en realidad, durante los meses de verano, la plaza se inundaba con el agua de la fuentes para combatir el fuerte calor.

Piazza Navona

Piazza Navona

El estadio de Domiciano medía 275 metros de largo y 106 de ancho, y podía acoger hasta 30.000 espectadores! Los restos de esta antigua estructura se encuentran a 6 metros bajo el actual nivel de la calle y se pueden ver aún en un edificio situado en piazza di Tor Sanguigna o en los ambientes subterráneos de la iglesia de Santa Inés en Agonía.

La plaza acogía en el pasado también el mercado de barrio, con puestos dispuestos siguiendo la forma ovalada, que con el tiempo se trasladó al cercano mercado de Campo dei Fiori donde se encuentra aún, y se limita a esta plaza sólo durante el periodo navideño, en concreto durante la Epifanía con la tradicional Befana de Piazza Navona.

LA IGLESIA DE SANTA INÉS EN AGONÍA

Se cuenta que durante la persecución cristiana de Diocleciano (entre 303 y 313 d.C.) una joven llamada Inés, por haber rechazado el amor del hijo del Prefecto de Roma fue expuesta desnuda como castigo en el lugar donde en aquella época se reunían las prostitutas. La leyenda dice que a la joven, que había hecho el voto de castiadd, le creció milagrosamente el pelo hasta cubrirle por completo el cuerpo. En aquel punto se edificó la iglesia en su honor.

La estructura más antigua data del siglo VIII, pero fue reconstruida varias veces, hasta ser subsituida en 1652 con la majestuosa iglesia que aún hoy podéis admirar. El Papa Inocencio X encargó la obra a Girolamo y Carlo Rainaldi, sustituidos más adelante por Borromini, quien trabajó en ella de 1653 a 1657, siguiendo el proyeto inicial, exceptuando la fachada, a la que otorgó una particular esbeltez vertical.

El interior es muy luminoso, lleno de oro y mármoles decorativos, y se distingue por la verticalidad aportada a las estructuras que sostienen la cúpula.

Iglesia de Santa Inés en Agonía

Iglesia de Santa Inés en Agonía

LAS FUENTES DE PIAZZA NAVONA

En el centro de la plaza se encuentra la Fuente de los Cuatro Ríos realizada e 1651 por Gian Lorenzo Bernini. Gran obra de arquitectura y esultura barroca, la fuente está compuesta por un escollor de piedra que representa la tierra, formada por cuevasde las que emergen para quitarse la sed un león y otros animales fantásticos; todo sosteniendo el obelisco egipcio recuperado del Circo de Masencio.

Las cuatro estatuas colosales representan los grandes ríos de los cuatro continentes: el Nilo, el Ganges, el Danubio y el Río de la Plata. La fuente está coronada por la paloma del Espíritu Santo y se puede interpretar, por lo tanto, como símbolo del triunfo de la Iglesia sobre el mundo entero.

Una curiosidad: la tradición cuenta que Bernini, acérrimo rival del contemporáneo Borromini, retrató queriendo la estatua del Río de la Plata con un brazo alzado como si se defendiera del imminente derrrumbe del campanario mientras que la estatua del Nilo tiene la cara cubierta ¡para no tener que ver la iglesia!

Fuente de los Cuatro Ríos - Particular de la estatua del Río de la Plata que se defiende del derrumbe del campanario!

Fuente de los Cuatro Ríos - Particular de la estatua del Río de la Plata que se defiende del derrumbe del campanario!

A su vez, los seguaces de Borromini respondieron sosteniendo que la fuente, estando vacía en la parte central, no resistiría el peso del obelisco. Entonces, Bernini, a quien no le faltaba sentido del humor, hizo que sus asistentes ataran por la noche cuatro cuerdas delgadas al obelisco en señal de escarnio.

Más allá de la disputa de broma entre los dos, hoy podemos por suerte constatar que ambos a la vez tenían razón y se equivocaban y sus grandes obras han quedado inmutables y estables en todo su esplendor hasta nuestros días.

PALAZZO PAMPHILI Y LAS OTRAS FUENTES

En el interior de la plaza se encuentra también el majestuoso Palazzo Pamphili, construido por Girolamo Rainaldi por voluntad del Papa Inocencio X, y que da a la Fuente del Moro y por el extremo opuesto a la Fuente de Neptuno.

La Fuente del Moro fue construida por Giacomo della Porta y adornada por el mismo Bernini, quien esculpió la figura central que le ha dado el nombre.

También la Fuente de Neptuno, que se encuentra en la extremidad septentrional de la plaza es una obra de Della Porta. Inicialmente se llamaba "Fuente de los Caldereros" por el hecho de encontrarse cerca del homónimo callejón y tomó el nombre actual tras el añadido de dos grupos escultóricos "Las Nereidas con amorcillos y caballitos de mar" de Gregorio Zappalà y "Neptuno luchas contra un pulpo" de Antonio della Bitta, realizado a raíz de un concurso público convocado por el Ayuntamiento de Roma en 1873.

Piazza Navona - Palazzo Pamphili, la Iglesia de Santa Inés en Agonía y la Fuente del Moro

Piazza Navona - Palazzo Pamphili, la Iglesia de Santa Inés en Agonía y la Fuente del Moro

Fuente de Neptuno

Fuente de Neptuno

PIAZZA NAVONA HOY

Visitando el centro de Roma, ¡no podéis evitar atravesarla! Si es verdad el dicho de que todos los caminos llevan a Roma, entonces no es menos cierto que todas las calles de Roma ¡llevan a Piazza Navona! De hecho, son muchos los accesos a la plaza y no es para nada casualidad dada la importancia que la plaza ha tenido en la historia de la ciudad.

Piazza Navona hoy es un lugar de encuentro para muchos artistas callejeros, estatuas vivientes, payasos, músicos y cantantes, que hacen de esta plaza uno de los puntos más vitales e interesantes de la ciudad. No faltan tampoco las paradas de pintores y retratistas que en pocos minutos harán aún más divertida vuestra visita entregándoos ¡una perfecta caricatura de recuerdo!

 

Los tradicionales mercadillos en ocasión de la Befana de Piazza Navona

Los tradicionales mercadillos en ocasión de la Befana de Piazza Navona

Una cita imperdibile en Piazza Navona es el ¡tradicional mercadillo de Navidad! Si os encontráis en Roma durante las fiestas no podéis en absoluto perderos la plaza con tiovivos, luces de colores, paraditas con dulces, juguetes y mucho más.

La fiesta culmina precisamente el día de la Epifanía con la llegada de la Befana que viene a traer azúcar o carbón ¡a todos los niños!

¿Os ha gustado nuestro artículo? Contadnos vuestra experiencia de viaje y ayudadnos a mejorarlo. Podéis dejar un comentario ¡en la casilla del fondo de la página!

Información útil

Piazza Navona

CóMO LLEGAR

Organiza tu viaje del puerto de Civitavecchia con nuestras indicaciones:

Del Puerto de Civitavecchia: para llegar a Piazza Navona llegad a la Estación de Civitavecchia y subid al primer tren con dirección a Roma. Tras aproximadamente una hora de viaje, bajad en la Estación de Roma Termini y salid dirigiéndoos hacia Piazza dei Cinquecento donde se encuentran los autobuses.

Os aconsejamos tomar la línea 64 - P.ZA STAZIONE S. PIETRO  (FL) por 9 paradas. Bajad en C.SO VITTORIO EMANUELE/S. A. DELLA VALLE en Corso Vittorio Emanuele II. Girad a la derecha en Via della Cuccagna y tras sólo 350 metros a pie habréis llegado.

Desde Roma: Piazza Navona no está conectada con metro pero en compensación está bien conectada con autobuses. Paran aquí las líneas número 46, 571, 492, 62, 628, 64 (para quien llega de la Estación Termini), 70, 81, 87, 916 y C3. Por lo que respecta las líneas de bus nocturno, podréis contar con los números n15, n20, n5, n6 y n7. Os invitamos a que consultéis los horarios de viaje de los autobuses nocturnos, que no tienen una frecuencia alta.

*Para los horarios y los recorridos de los trenes consultad la página de Trenitalia.
*Para más información sobre los horarios de los autobuses o el recorrido según donde os encontréis, podéis consultar la página de ATAC.
HORARIOS
Iglesia de Santa Inés en Agonía
Laborables: 9:30 - 12:30 y 15:30 - 19:00
Festivos: 9:00 - 13:00 y 16:00 - 20:00
Lunes cerrado
Teléfono: +39 0668192134
PRECIOS

Entrada libre.

Vota el contenido: 
5
Average: 4.5 (2 votes)

veces compartidos