Plaza Leandra, en pleno centro histórico, es la plaza más antigua de la ciudad, alrededor de la cual se extiende el característico burgo medieval. Una parada obligatoria para quien busque un paseo sugestivo y agradable entre antiguas callejuelas y trazas del pasado. 

En el centro de la plaza, insertada entre dos edificios de época, se encuentra una fuente de origen medieval reactivada en 2012. Sobre ella se asoma la pequeña y espléndida Iglesia de la Estrella (1688), una de las más antiguas de Civitavecchia.

La histórica fuente medieval de Plaza Leandra

La histórica fuente medieval de Plaza Leandra

Un consejo para el visitante: si amáis la historia medieval os aconsejamos acceder entrando desde la cercana Plaza de Aurelio Saffi (también llamada de San Giovanni) a través del sugestivo pasaje del Archetto, la puerta de la antigua muralla (siglo IX) que da nombre al homónimo barrio y desde la cual podéis llegar también a la Iglesia de la Muerte, la más antigua en absoluto de toda la ciudad.

El pasaje del Archetto - Foto de Marco Quartieri

El pasaje del Archetto - Foto de Marco Quartieri

PLAZA LEANDRA: DE LA LEYENDA A LA HISTORIA

Como testimonia una losa de mármol, la plaza debe su nombree a una antigua leyenda que tiene como protagonista a un viejo marinero llamado Leandro. Se cuenta que, de hecho, tras la invasión sarracena (828 d.C.) la población de la nueva ciudad de Leopoli se reunió en el campo al aire libre a la sombra de un gran roble, para decidir si volver al mar o volver a fundar la vieja Centumcellae o quedarse en la colina del nuevo poblado.

La leyenda cuenta que justo en el momento en que la mayoria de los habitantes se habían posicionado contrariamente al retorno, intervino un viejo hombre de mar llamado Leandro. Su habla fue tan convincente que consiguió cambiar el resultado de la votación convenciendo a la asemblea para votar por unanimidad el retorno a la vieja ciudad, rebautizada más tarde como Civitas Vetula, Civitavecchia.

Plaza Leandra - Foto de Marco Quartieri

Plaza Leandra - Foto de Marco Quartieri

También de esta leyenda deriva la interpretación del símbolo de la ciudad, un antiguo roble con las letras O.C. talladas en él, siguiendo el óptimo consejo dado por el marineo Leandro a los habitantes.

De todos modos, aunque la leyenda sea particularmente sugestiva, muchos han destacado la costumbre medieval de atribuir el nombre de plantas a las calles. Por lo tanto, Leandro podría encontrar relación con Oleandro (adelfa), y con la cercana calle del Olmo así como la calle Colle dell’Olivo y la calle di Laura de Laurel.

La leyenda de Leandro, además, ha sido rebatida por pruebas históricas más recientes. La Centumcellae fundada por León IV se extinguió definitivamente sólo a mitades del siglo XV, en concomitanza con el descubrimiento de alumbre entre los montes de la cercana Tolfa y el consiguiente desarrollo comercial de la romana Centumcellae, que alrededor del año 1072 apareció por primera vez como una Roca sobre las ruinas del puerto, con el nombre de Civita Vetula, de ahí el nombre definitivo de Civitavecchia.

Civitavecchia - símbolo de la ciudad

Civitavecchia - símbolo de la ciudad

Para acabar, se considera que las letras O.C. que aparecen en la insígnia heráldica de Civitavecchia, no indiquen el óptimo consejo de Leandro, sinó que se trata de las iniciales del dicho romano ordo centumcellensis en honor de los orígenes romanos de Civitavecchia.

EL MISTERIO DE LAS PINTURAS DE PLAZA LEANDRA

En 1972 Tarcisio De Paolis, tras haber adquirido una casa en la histórica Plaza Leandra se dio cuenta de que bajo algunas capas de yeso, pintura y papel de empapelar, existían unas pinturas de extraordinaria belleza. Se trata de una réplica de los frescos de Rafael Sanzio de la Sala de Heliodoro del Vaticano, mandada pintar por el Papa Julio II entre 1511 y 1514.

Gracias a cuidadosas obras de restauración, hoy gran parte de esas pinturas han salido a la luz revelando parecidos increíbles a la vez que diferencias curiosas con los del Palacio Apostólico, haciendo que el misterio sobre su origen sea aún más complejo y fascinante.

A la espera de los resultados de una investigación de diagnóstico sobre los materiales, encargada a la Universidad de la Tuscia, la hipótesis más reciente sugiere que no se trata sólo de una copia, sino más bien de un boceto preparatorio encargado por Rafael a un colaborador para mostrarlo al Papa Julio II, quien cada año solía venir a Civitavecchia para seguir de cerca las obras del Fuerte Michelangelo construido por Bramante.

Para avalorar esta hipótesis existe la consideración de la experta de arte Nicole Dacos sobre el hecho de que no existen copias antiguas de los célebres frescos que Rafael pintó en el Vaticano, mientras que para desmentirla está el mismo hecho de que en el pasado no se solían realizar bocetos a tamaño natural.

Sobre la autoría de las pinturas, Dacos no tiene dudas: se trataría del xilógrafo emiliano Ugo da Carpi, alumno y colaborador de Parmigianino, quien vivió en Roma hasta el terrible saqueo de 1527.

Después de todo, como ha recalcado recientemente el periodista Alvaro Ranzoni, quien sigue desde hace años el caso:

"imposible no relacionar las pinturas con la presencia de Julio II en el mismo tiempo y lugar. Ciento metros al oeste el Papa residía en la antigua Roca mientras iba a comprobar dos cientos metros al este la evolución de las obras de construcción de la fortaleza en el puerto. Esto, mientras en Roma Rafael le estaba realizando los frescos en su apartamento personal”.

La Estancia de Heliodoro en Civitavecchia

La Estancia de Heliodoro en Civitavecchia

No obstante, sigue siendo un misterio la elección de encargar la obra en un edificio no noble, además, en una habitación sin ventanas, probablemenes utilizada en aquella época como almacén para el trigo. 

El CRAL (Círculo Recreativo del Ayuntamiento de Civitavecchia) ha decidido fomentar el conocimiento de esta misteriosa obra, comprometiéndose en una recogida de fondos para construir un museo que acoja a los visitantes. Es posibile aportar una contribución voluntaria, que se usará íntegramente para intervenciones en instalación y acondicionamiento.

Si queréis participar en una visita guiada os invitamos a consultar el recuadro inferior.

Las pinturas de Plaza Leandra

Las pinturas de Plaza Leandra

LA ÚLTIMA RESTAURACIÓN DE LA FUENTE DE PLAZA LEANDRA

El 26 de junio de 2015 se concluyeron las últimas obras de restauración de la Fuente de Plaza Leandra, que ha vuelto a surtir y a revivir su antiguo esplendor.

Las obras, a cargo de Giulio Venturini y financiadas por la Cassa di Risparmio di Civitavecchia, han producido una auténtica remodelación desde el aspecto hidráulico al estético.

Se ha recolocado en su lugar la pequeña columna que había caido al suelo y se han restaurado el catino y la balaustrada, procediendo a reconstruir cada parte que faltaba gracias a una mezcla compuesta por cal hidráulica, polvo de travertino y masilla a base de piedra pómez.

Finalmente, para salvaguardar lo mejor posible este precioso monumento histórico de la ciudad, la fuente se ha, una vez recuperado incluso su color original, se ha impermeabilizado con los mismos productos usados para la restauración de la Barcaccia de Plaza España.

La fuente de Plaza Leandra restaurada poco antes de la verificación - Foto de Giovanni Canu

La fuente de Plaza Leandra restaurada poco antes de la verificación - Foto de Giovanni Canu

Información útil

Plaza Leandra

CóMO LLEGAR

Se puede llegar a Plaza Leandra fácilmente a pie desde el Puerto de Civitavecchia. Si os encontráis cerca de nuestro Punto de información de Largo della Pace sólo tendréis que dirigiros hacia el sur en Via XVI Settembre, atravesar la Plaza de Luigi Calamatta y girar en Via Trieste. Al final de la calle, girad a la izquierda en Via del Piave y habréis llegado.

HORARIOS

Para visitar las pinturas puede llamar el número +39 0766 28493

Para reservar una visita guiada a las pinturas de Plaza Leandra debéis enviar un correo electrónico a info@cralcivitavcchia.it o bien rellenar el formulario pertinente en la página Cral Civitavecchia.

Os recordamos que es necesario esperar una confirmación de la fecha solicitada para considerar válida la reserva.

Vota el contenido: 
Average: 5 (1 vote)

veces compartidos