A menos de 1 hora en coche de Civitavecchia, a medio camino entre las motañas de la Tolfa y el lago de Bracciano se encuentran las Ruinas de la Antigua Monterano, uno de los lugares más sugestivos de la Maremma del Lacio.

Inmersas en el verde de la homónima Reserva Natural, las ruinas de este ciudad perdida son lo ideal para transcurrir una agradable escapada fuera de la ciudad con toda la familia.

Además la cercanía de Roma y la increíble belleza escenográfica de este lugar lo ha llecafo a ser elegido varias veces como escenario cinematográfico para importantes películas, entre las cuales Ben-Hur, Brancaleone en las Cruzadas, Guardias y Ladrons y El marqués del Grillo.

Si lo que os hemos contado os ha llamado la atención, entonces no tenési más que seguir por el sendero que os llevará a descubrir ¡esta extraordinaria ciudad fantasma!

Las ruinas de la antigua Monterano son un sugestivo lugar sin tiempo - Foto de Fabrizio Bonifazi ©

Las ruinas de la antigua Monterano son un sugestivo lugar sin tiempo - Foto de Fabrizio Bonifazi ©

ANTIGUA MONTERANO: UN POCO DE HISTORIA

Monterano, surgida en época etrusca sobre una pequeña colina de toba, conserva aún hoy las trazas de su pasado. Desde los etruscos a los antiguos romanos que construyeron aquí muchas obras y ampliaron la red vial, la ciudad cayó a continuación bajo la dominación longobarda y fue drásticamente diezmada.

Durante la edad medieval, en cambio, Monterano renación bajo el impulso del Obispo y de los habitantes de la cercana Forum Clodii quienes (en el siglo VI d.C.) cansados de las contínuas incursiones germánicas, dejaron su tierra y se trasladaron precisamente a Monterano construyendo nuevas calles, pero sobre todo, sólidas murallas defensivas.

La ciudad fue por lo tanto repoblada de nuevo y se convirtió en sede episcopal y en uno de los más importantes centros del área Sabatina. En el 1300 d.C. fue primero feudo de los Anguillara y después ducado de algunas familias papales como los Orsini y los Altieri.

Monterano - Las ruinas del antiguo pueblo

Monterano - Las ruinas del antiguo pueblo

Fue precisamente durante el ducado de la familia Altieri (primera mitad del siglo XVII) cuando Monterano alcanzo su máximo esplendor. Este floreciente desarrollo se debió especialmente a Emilio Bonaventura Altieri, quien elegido papa a la edad de 80 años con el nombre de Papa Clemente X, comisionó a Gian Lorenzo Bernini la construcción de varias obras para Monterano.

El artista proyectó así la Iglesia y el Convento de San Bonaventura y la fachada del palacio ducal con la espléndida fuente del León, convertida en símbolo de la ciudad.

Cuando murió el Pontífice, Monterano pasó del Estado Pontifício a la República Romana y de esta al Estado Borbónico, iniciando un lento e inexorable período de decadencia que culminó en el 1770 con una epidemia de malaria y, finalmente, con el asalto de las tropas francesas que llevaron a toda la población a la fuga.

CÓMO LLEGAR A MONTERANO

La Antigua Monterano se encuentra al oeste del Lago de Bracciano, a unos 2 km de Canale Monterano y a 7 km de las Termas de Stigliano. Las ruinas se alzan sobre una colina de toba enclavada entre dos cañadas formadas por el río Mignone y por el torrente Bicione, a caballo entre los Montes de Tolfa y los Montes Sabatini.

Una vez llegados a Canale Monterano sólo tendréis que seguir los carteles para la Reserva Natural hasta llegar a una esplanada donde podréis aparcar vuestro coche. Desde aquí sólo podéis seguir a pie por un sendero de unos 200 metros.

El sendero que conduce a Monterano

El sendero que conduce a Monterano

Os daréis cuenta de que habéis llegado en cuanto avistéis las primeras ruinas con la fuente y el acueducto romano ¡dándoos la bienvenida!

Monterano - Los restos de acueducto

Monterano - Los restos de acueducto

Entre las solitarias ruinas del pueblo, la densa e intrincada vegetación interrumpida por amplios valles donde pastan libres rebaños, bobinos y caballos, arroyos y rápidas cascaditas preparáos para atravesar un escenario que parece salido directamente de una película de fantasía.

Es inútil decir que aquí fotógrafos, videoastas y artistas de cualquier tipo podrán deleitarse sacando inspiración de este fantástico connubio entre el verde incontaminado de la naturaleza y las ruinas del burgo.

QUÉ VER ENTRE LAS RUINAS DE MONTERANO

Entre las ruinas se pueden admirar monumentos pertenecientes a varias épocas históricas: desde los sepulcros etruscos situados en la base de la colina, al gran acueducto romano, pasando por el castillo medieval convertido más tarde en palacio del barón y, para acabar, con el gran Convento de San Bonaventura de época renacentista.

Monterano - La fuente de Bernini y el Convento de San Bonaventura

Monterano - La fuente de Bernini y el Convento de San Bonaventura

En la gran esplanada delante de la iglesia se encuentra la copia de la bellísima fuente de base octagonal de Bernini (el original se encuentra en Piazza del Campo en Canale Monterano) mientras que sobre una fachada del Palacio del Barón destaca la fuente con la Estatua del León (también esta una copia, el original se conserva en el palacio municipal de Canale Monterano).

La fuente, llamada "Capricciosissima", fue realizada por Bernini aprovechando los cimientos rocosos de la estructura, con la estatua del León en la cumbre de la pared representado en el acto de sacudir con una zarpa la roca para hacer salir el agua.

Monterano - El León de Bernini en el Palacio Ducal

Monterano - El León de Bernini en el Palacio Ducal

Para acabar, las ruinas de la Iglesia de San Rocco, de la Puerta Gradella (una de las tres de Monterano) y de la Via Gradella, el campanar de la catedral, algunos bastiones al norte del pueblo, los restos de la entrada de una bodega y algunas casas alrededor del palacio.

Monterano - El sugestivo árbol dentro de la Iglesia de San Bonaventura

Monterano - El sugestivo árbol dentro de la Iglesia de San Bonaventura

LA CASCADA DE LA DIOSILLA

Dentro de la Reserva Natural de Monterano hay también un importante sitio geológico donde se puede admirar la cascada de la Diosilla famosa por el sugestivo color del agua que varia del amarillo óxido, al azul, al blanco por la presencia de azufre en suspensión.

La cascada está en el límite sudoriental de la misma Reserva, y para llegar a ella sólo hay que seguir un sendero indicado por líneas punteadas rojas.

Monterano - Cascada de la Diosilla

Monterano - Cascada de la Diosilla

Prosiguiendo por el recorrido se costea el torrente Bicione y adentrándose en lo denso de la vegetación, el sendero serpentea entre sugestivos pasajes a través de paretes de toba y arcos de roca natural.

Todo alrederos, el lozano bosque de robles se caracteriza por la presencia de raras especies de helechos. Llegados a na cavidad de toba, antiguamente utilizada como mina de azufre, y sobrepasando un pequeño puente de madera, se llega a una esplanada que se abre delante de la llamada gruta azufrera, sobre la que borbotean algunos manantiales de agua sulfúrea.

Monterano - La Solfatara

Monterano - La Solfatara

CONSEJOS: Para no perderos nada de estas maravillas de la naturaleza, nuestro consejo es que iniciéis la visita precisamente desde el aparcamiento de Diosilla y lleguéis a las ruinas siguiendo primero el itinerario rojo y después el caminito que desde la e poi la stradina che dalla solfatara lleva a la colina de Monterano (3500 metros).

Si en cambio no os gusta el trekking y os interesa visitar exclusivamente las ruinas, dirigíos directamente al aparcamiento de Monterano ey proseguid a pie durante 200 metros.

Información útil

Antiguas Ruinas de Canale Monterano

Oficina de Turismo Local +39 06 9967796

CóMO LLEGAR

A las ruinas de Monterano se llega siguiento la Strada Antica Monterano que inicia a la entrada del pueblo de Canale Monterano y termina cerca del sitio arqueológico. Para los amantes del trekking aconsejamos seguir las indicaciones para el aparcamiento de la cascada Diosilla donde empueza la excursión siguiendo el itinerario rojo.

El pueblo de Canale Monterano está conectado también con autobuses Cotral.

PRECIOS

Acceso libre

Vota el contenido: 
Average: 5 (1 vote)

veces compartidos