DURACIóN

6-8 horas

Dificultad

Media

Presupuesto

Media

Paradas del itinerario

  1. Puerto de Civitavecchia: dirección, cómo llegar e información útil

    En tren desde la estación, en coche y a pie. Descrube todas las conexiones para llegar al puerto de Civitavecchia

  2. El Castillo de Santa Severa

    El Castillo de Santa Severa: cómo llegar, qué ver, los horarios del museo y otras indicaciones útiles para organizar la visita de la mejor manera

  3. Visitar el Castillo Odescalchi de Bracciano

    Historia, horarios de visita, tarifas, indicaciones sobre cómo llegar y otra información útil sobre el Castillo Odescalchi de Bracciano

Cuando se piensa en un castello, en seguida nuestra fantasía nos trasnsporta a un mundo fantástico, hecho de princesas y caballeros, duelos, intrigas, amores y misterios por descubrir.

Para todos vosotros, soñadores incorregibles, presentamos un itinerario alternativo que os llevará a visitar dos de los castillos más bonitos del Lacio en medío día.

De la playa al lago, de la costa al interior: estamos hablando del Castillo de Santa Severa y del Castillo de Bracciano, dos maravillosos ejemplos de arquitectura medieval unidos simbólicamente por un elemento en común: el agua.

El agua del mar Tirreno que desde la costa lamen las murallas del Castillo de Santa Severa y el agua del Lago de Bracciano que en un simbólico abrazo rodea y protege el homónimo castillo, el mirador del cual regala a todos un panorama de cuento de hadas.

EL ITINERARIO: OBSERVACIONES PREVIAS

Para este itinerario tendréis que alquilar un coche o contratar un servicio de coche con conductor.

Os aconsejamos, obviamente, que reservéis con cierta antelación. Podéis encontrar online varias empresas que ofrecen este tipo de servicio y acordar hora y día de llegada.

Si os encontráis en el Centro de Servicios Largo della Pace y buscáis un servicio de coche con conductor, acercáos a nuestros compañeros del punto de información, quienes sabrán indicaros todas las opciones disponibles y evitaréis tropezar con algún listillo sin licencia que trabaja de manera abusiva.

Tanto si decidía alquiler un coche privado o con conductor, lo importante es que respetéis atentamente los tiempos de recorrido de visita de ambas paradas, para evitar perder la cita con vuestro barco.

Muy probablemente tendréis unas 6-7 horas disponibles: la mayor parte de los cruceros, de hecho, llega al puerto de Civitavecchia entre las 6:00 y las 9:00 de la mañana y vuelve a zarpar hacia las 19:00, pero es conveniente pedir información a la compañía sobre los horarios exactos para evitar cualquier imprevisto.

1. Del Puerto de Civitavecchia al Castillo de Santa Severa

El Castillo de Santa Severa es la primera parada de vuestro itinerario. Os aconsejamos visitarlo antes de comer, para tener el resto del día disponible.

Llegar al Castillo de Santa Severa desde el Puerto de Civitavecchia en coche es facilísimo. Si no tenéis navegador o smartphone, os informamos de que podéis elegir entre estas 2 opciones:

  1. recorrer la Carretera Estatal Aurelia (SS1) dirección Roma unos 30 minutos, pasad Santa Marinella y seguid las indicaciones para el Castillo. En el km 52,500 de la SS1 girad hacia el Castillo, recorred la avenida arbolada hasta el final.
  2. recorrer la Carretera Estatal Aurelia (SS1) hasta la salida de la autopista Civitavecchia Sud (peaje 1,30€). Recorred el tramo de carretera hasta la salida Santa Marinella/Santa Severa. Estaréis en la SS1, así que seguid las mismas indicaciones de arriba. La ventaja de esta opción es ir por la autopista y evitar el tráfico de la Aurelia.

Si habéis contratado un coche con conductor, ¡relajáos y disfrutad del viaje!

El Castillo y la playa de Santa Severa

El Castillo y la playa de Santa Severa

El Castillo de Santa Severa es uno de los monumentos más importantes de interés histórico arqueológico de la costa tirrena al norte de Roma. El destino perfecto para quien quiere visitar el antiguo pueblo medieval ¡y pasar un día en la playa de relax!

Para descubrir la historia del castillo y tener más información útil os aconsejamos leer atentamente nuestro artículo dedicado.

El castillo en algunos periodos del año se abre al público para visitas guiadas bajo reserva. Para información sobre los precios y días de apertura consultad la página oficial.

Además de la visita del castillo en sí, dentro del pueblo se encuentran, junto a tiendas de artesanos y artistas que exponen sus productors, el Museo del Mar y de la Navegación Antigua y la Librería del Mar.

Para saber más sobre las tarifas, horarios y otras informaciones del museo haz click aquí.

Antes de poneros de nuevo en marcha, dad un buen paseo por la playa ¡y si tenéis tiempo, dáos un baño refrescante!

El portón de entrada del Castillo de Santa Severa

El portón de entrada del Castillo de Santa Severa

Museo del Mar y de la Navegación - Santa Severa

Museo del Mar y de la Navegación - Santa Severa

2. De Santa Severa al Castillo de Bracciano

El Castillo de Bracciano se encuentra a unos 30 km de S. Severa y para llegar allí sólo tenéis que volver a tomar la SS1 hasta el cruce con Furbara. De ahí, girada a la izquierda y tomad la SP2C (Via Furbara Sasso) que sigue perpendicularmente a la Aurelia hasta el destino. Proseguid siempre recto hasta el cruce con la SP493 (Via Braccianese Claudia II tronco) seguid las indicaciones hacia Bracciano y luego hacia el Castillo.

Por la carretera encontraréis pueblecitos como Borgo Due Casette, el Sasso (que se llama como el homónimo promontorio) y Sambuco: aprovechad una de las muchas trattorias para una agradable comida.

De hecho, esta región es famosa por la producción de vino y por la buena cocina. Los platos principales son a base de caza; jabalí, liebre y faisán, pero también otros productos como setas y quesos. Como acompañamiento no puede faltar la famosa alcachofa romana servida frita o "a la judía", conocida y apreciada en todo el mundo.

Las típicas alcachofas romanas

Las típicas alcachofas romanas

Ahora que habéis alimentado bien el estómago os espera por fin ¡el maravilloso Castillo de Bracciano!

En medio de la Tuscia Romana, el castillo, que da al lago homónimo, ofrece un recorrido por siglos de historia encerrados entre las murallas y las sobrias torres de una de las residencias privadas más fascinantes de Europa.

El Castillo Orsini-Odescalchi de Bracciano

El Castillo Orsini-Odescalchi de Bracciano

Para conocer la historia y otras curiosidades del Castillo, os aconsejamos leer este artículo dedicado, al final del cual encontraréis también las tarifas, contactos y horarios de entrada y todo lo que hace falta para la visita.

Nuestro consejo, también en este caso, es que reservéis vuestra visita con antelación y no os arriesgaréis a tener que esperar inútilmente.

Castillo de Bracciano - Sala de los Césares

Castillo de Bracciano - Sala de los Césares

Castillo de Bracciano - Sala de las armas

Castillo de Bracciano - Sala de las armas

¡Últimos Consejos!

¡Una vez acabada vuestra visita, es hora de volver a ponerse en marcha! Tardaréis aproximadamente 1 hora y 10 minutos para llegar al Puerto de Civitavecchia, por eso, si vuestro crucero zarpa a las 19:00, contate di ripartire almeno per le 17:00; meglio non rischiare, non credete?

Borgo del Sasso con la Iglesia della Croce (Cerveteri)

Borgo del Sasso con la Iglesia della Croce (Cerveteri)

Si, en cambio, tenéis más tiempo, o llegáis antes de la hora prevista concedéos una última despedida a esta mágica tierra y parad unos minutos a admirar el sugestivo Borgo del Sasso con la Iglesia de Santa Croce que conserva intacta la estructura y sobre todo la inimitable atmósfera del antiguo barrio medieval.

La iglesia, originalmente dedicada a san Felipe Neri, fue fundada por el marqués Filippo Patrizi en el siglo XVI como iglesia del edificio y del barrio que se creó alrededor.

En el 1642, finalmente, se añadió la capilla de la virgen y los altares laterales.

Salid de la iglesia y retomad la Via Furbara Sasso. A la altura de Santa Marinella /Santa Severa tomad la autopista A12/E80, dirección Civitavecchia

Un último consejo: si váis tarde salid hacia Civitavecchia Nord y llegaréis al Puerto ¡en menos de lo que canto un gallo!

Muy probablemente hay un fantástico crucero esperándoos, pero estamos seguros de que estos mágicos lugares ocuparán para siempre un luegar especial en vuestros corazones.

¡Buen viaje!

Vota el contenido: 
Average: 5 (1 vote)

veces compartidos