Las Ruinas de Ostia Antica son un lugar sin tiempo, fascinante y misterioso.

Para comprender de lleno la grandeza de Roma hay que pasar también por aquí y caminar entros los restos de lo que durante la edad imperial fue un importantísimo centro comercial y portuario. Gracias a esta ciudad nacida en la desembocadura del Tíber (Ostia deriva del latín ostium, puerta), se llevaba a cabo un incesante y valioso intercambio fluvial con Roma.

Hoy las ruinas de Ostia Antica se encuentran a medio camino entre Roma y Fiumicino, no muy lejos del Aeropuerto Leonardo da Vinci ni de otro sito arqueológico de gran relieve, la Necrópolis de Portus, y se puede llegar fácilmente desde Roma y desde Civitavecchia.

Las Ruinas de Ostia Antica

Las Ruinas de Ostia Antica

El área arqueológica está realmente bien conservada y, sobre todo en primavera, pasear entre las ruinas rodeadas de flores y vegetación es una experiencia agradable y relajante. Un lugar ideal para todas las familias con niños pequeños, que aquí podrán divertirse y transcurrir un día al aire libre ¡en plena libertad y seguridad!

Por lo tanto, si amáis la historia de Roma no podéis en abosoluto perderos una visita a las excavaciones de Ostia Antica. ¿Tenéis curiosidad por descubrir más? Seguidnos.

LAS RUINAS DE OSTIA ANTICA: UN POCO DE HISTORIA

Varias leyendas atribuyen la fundación de Ostia al cuarto Rey de Roma Anco Marzio, pero mientras esta tradición no ha sido aún confirmada por suficientes pruebas arqueológicas, es en cambio cierto que alrededor del IV siglo a.C. la ciudad fue un campamento militar o, mejor dicho, una ciudadela fortificada, en latíno castrum, como se puede constatar aún a día de hoy observando la disposicón urbanística de las ruinas.

Tras el siglo II a.C., cuando Roma ya había conseguido la supremacía sobre todo el Mediterraneo, la función militar de Ostia disminuyó y la ciudad se convirtió en poco tiempo en el puerto fluvial de la Capital.

En el periodo de su máximo espelendor, llegó a 50.000 habitantes, pero en torno al siglo III d.C. una profunda crisis llevó a la disminución del tráfico y del comercio con el consiguente abandono de parte de la población. Mientras tannto, el emperador Claudio había mandado construir un poco más al norte otro sitio portuario, llamado a propósito, Portus, que daba directamente al mar Tirreno.

Tras el siglo IV d.C. hubo una recuperación económica de la ciudad, tanto desde el punto de vista económico como de las viviendas.Todas las actividades comerciales y administrativas se habían trasladado definitivamente al Puerto de Trajano, el nuevo puerto que el emperador hizo construir en una posición aún más retirada respecto al Puerto de Claudio. Este puerto artificial de forma hexagonal servía para garantizar una mayor protección frente a tormentas e incursiones enemigas y Ostia se benefició desde el punto de vista comercial por su cercanía.

Todavía hoy podemos admirar todo el esplendor alcanzado por esta ciudad, visitando sus ruinas, precioso testimonio de la vida social y cultural de la época. ¡Seguidnos más y os llevaremos a descubrir esta antigua ciudad que gozaba de riquezas prestigio!

Visitando las ruinas de Ostia Antica

Visitando las ruinas de Ostia Antica

ÁREA ARQUEOLÓGICA Y ATRACCIONES PRINCIPALES

La visita al yacimiento de Ostia Antica se puede iniciar recorriendo el Decumanus Maximus, eje principal de la ciudad que conecta la Puerta Romana con Puerta Marina, para conducirnos en seguida hacia una densa red de calles, plazas y barrios que constituían la estructura urbana.

Encontraréis edificios, patios, almacenes, tiendas, termas y baños que conservan aún insignias y espléndidos mosaicos descriptivos.

El área norte del Decumano, con el Foro de las Corporaciones y el Teatro, constituye un testimonio excepcional  de la vida comercial de Ostia y de la Roma de edad imperial.

Todo el proyecto data de la edad de Augusto y el Teatro, atribuido a Agrippa, es un edificio muy antiguo totalmente reconstruido a finales del siglo II d.C. con ladrillos y posteriormente restaurado varias veces.

Su capacidad actual es de 2700 plazas y se puede utilizar perfectamente, con la orquesta, la cavea, los pasillos de servicio y el pórtico con las tabernae alternadas en escaleras para llegar a las gradas.

El Teatro de Ostia Antica

El Teatro de Ostia Antica

El gran Foro de las Corporaciones, a espaldas del Teatro, estaba constituido originalmente por un estructura simple: una enorme plaza de la que ha quedado bien conservado el pavimento a mosaico con una pared externa y un pasillo cubierto. Solo más tarde, en la edad de Claudio, el lugar ganó el pórtico y se alzó a un segundo nivel para acoger las sedes de los collegia, las asociaciones de oficios que llevaban a cabo allí sus intercambios comerciales.

El templo, en el centro de la plaza, se erigió sobre un podio en época de Domiciano, entre jardines y espacios libres, adornados con estatuas.

Las 3 Máscaras vueltas hacia el escenario del Teatro

Las 3 Máscaras vueltas hacia el escenario del Teatro

Entre las otras construcciones interesantes que se pueden visitar, recordamos también las Termas de Neptuno con los bellos mosaicos de tema marino, la Basílica, la domus de Amor y Psique, los collegia, el mitreo semi subterráneo, una taberna aún bien conservada con gran parte de la barra y las insule, casas con frescos que se pueden visitar, pero sólo con reserva previa.

Además, en el interior del área hay también un Museo donde se pueden admirar estatuas y otros objetos de arte encontrados durante las operaciones de excavación, una cafeteria donde poder hacer una pausa y una librería donde comprar guías, postales y objetos varios.

Las Ruinas de Ostia Antica

Las Ruinas de Ostia Antica

ALGUNA CURIOSIDAD SOBRE OSTIA

Pocos saben que Ostia Antica es la primera colonia romana en absoluta, además de la ciudad romana más grande del mundo antiguo: sólo tenéis que pensar que el Decumanus Maximus mide un quilómetro y medio de largo.

Conduciendo el coche a lo largo de la conocida como Via del Mare, la arteria que conecta Roma con el litoral del Lacio, no se puede evitar apreciar su belleza y quedar totalmente impresionados por su vastidad. Precisamente, siguiendo esta carretera, tras un larguísimo rectilíneo, se llega a la que es la moderna ciudad de Ostia. Todo el conjunto urbanístico, cuyos ejes principales son el muelle y la rotonda no son más que una reproducción de los elementos urbanos de la antigua Ostia ¡de hace más de 2000 años!

Para acabar, os recordamos que las ruinas de Ostia también están abiertas todos los primeros domingos del mes, día en que, además, la entrada para visitarlas es gratuita. Leed ahora la casilla de información al final de la página para descubrir todos los detalles sobre horarios, precios y reservas para organizar vuestra visita lo mejor posible. ¡Buen viaje!

Información útil

Parque Arqueológico de Ostia Antica
 
Taquilla: +39 06 56350215
Librería y Visitas Guiadas: +39 06 56352830
Cafeteria: +39 06 56350008

CóMO LLEGAR

Transporte público:

- desde el Puerto de Civitavecchia: para llegar a las excavaciones de Ostia Antica dirigíos a la Estación de Civitavecchia y subid al primer tren en dirección a Roma. Tras aproximadament una hora de viaje, bajad en la Estación de Roma Ostiense y desde aquí coged el primer tren de la línea Ferroviaria Roma-Lido di Ostia, en la estación adyacente de Porta San Paolo. Para llegar, sólo hay que seguir las indicaciones del interior de la estación. Subid al tren y bajad en la parada Ostia Antica: 5 minutos a pie y habréis llegado.
- desde la Estación de Roma Termini: coged la línea B de metro y bajad en Piramide. Aquí id a Porta San Paoloy coged el primer tren de la línea Roma-Lido parada Ostia Antica.
- desde el Aeropuerto de Fiumicino: una vez salidos del aeropuerto, seguid por Viale dell'Aeroporto di Fiumicino hasta llegar a cruzar Via del Mare y seguir las indicaciones para Ostia Antica.

HORARIOS
Horarios de Entrada y Salida a lo largo del año:
- desde el último domingo de octubre hasta el 15 de febrero: 8:30/15:30 - 16:30
- desde el 16 de febrero hasta el 15 de marzo: 8:30/16:00 - 17:00
- desde e16 marzo hasta el último sábado de marzo: 8:30/16:00 - 17:30
- desde el último domingo de marzo hasta el 31 de agosto: 8:30/18:15 - 19:15
- desde el 1 hasta el 30 de septiembre: 8:30/18:00 - 19:00
- desde el 1 de octubre hasta el último domingo de octubre: 8:30/17:30 - 18:30
 
Cierre: todos los lunes, 25 de diciembre, 1 de enero, 1 de mayo
PRECIOS
Entrada entera: 10,00€
Entrada reducida:  6,00€ (18-25 años y profesores)
Entrada gratuita para: menores de 18 años; periodistas; grupos escolares; acompañantes de minusválidos; estudiantes y docentes de arqueología, historia del arte, arquitectura, conservación y restauración de bienes culturales; archivistas bibliotecarios, academia de bellas artes, ciencias de la formación, guías turísticas, intérpretes turísticos (todos miembros de la Comunidad Europea) + miembros ICOM + ICCROM.
 
*el primer domingo de cada mes la entrada es gratuita para todos.
Para más información y para reservar vuestra visita online consultad la página oficial.
Vota el contenido: 
4
Average: 4 (1 vote)

veces compartidos