¿Estáis buscando un día de relax y bienestar? ¡Las Termas de la Ficoncella son el lugar adecuado para vosotros! Tras sumergiros durante algunos minutos en estas milagrosas aguas, ¡no querréis iros jamás!

EL COMPLEJO TERMAL

Las Termas de la Ficoncella se encuentra sobre una colina a 4km de Civitavecchia y aproximadamente 1 hora de Roma.

Una de las piscinas de las Termas de la Ficoncella

La estructura es muy antigua y ya era conocida y apreciada en la antigüedad, a menuda visitada como a alternativa a las célebres Termas Taurinas (Termas de Trajano) ya en época romana. El agua que aún a día de hoy fluye de la fuente es la misma en que se bañaba ¡el emperador Trajano muchos siglos atrás!

También los Etruscos conocían este manantial milagroso. De hecho, a mitad de camino entre la antigua Civitavecchia y Tarquinia, edificaron la ciudad de Aquae Tauri, hoy desaparecida y de la cual quedan sólo pocos restos. El complejo termal de la Ficoncella, a diferencia de las Termas de Trajano, no es muy grande y cuenta con un total de 5 piscinas naturales con diferentes grados de temperatura hasta la más caliente que llega a 60°.

Curiosidad: El nombre Ficoncella deriva de un gran árbol de higos (fico en italiano), aún hoy presente y que  provee de sombra a los bañistas en los días más soleados.

UN AGUA DE PROPIEDADES BENEFICIOSAS

Por sus innumerables propiedades terapéuticas, las aguas de la Ficoncella, están indicadas para el tratamiento de diversas enfermedadesdermatitis, artritis y problemas de origen gástrico, enfermedades del aparato respiratorio y urinario. Son además muy eficaces también para cicatrizar las heridas y efectuar inhalaciones para curar inflamaciones en la garganta. Al lado de uno de los baños situados en la entrada, a la derecha, podéis hacer inhalaciones gracias a los humos que emanan de la cueva cercana.

La temperatura varía de 50 a 60 grados centígrados, dependiendo de la piscina en que el agua confluye. Se trata de un agua sulfúrica, no obstante caracterizada por la ausencia de fuertes olores sulfúricos. El calor alcanzado por el agua permite una reacción del sulfato de calcio que libera ácido sulfúrico y otras sales, garantizando una acción beneficiosa, hidratante pero al mismo tiempo estimulante. De hecho, las aguas se definen como sulfato cálcicas ligeramente alcalinas.

CONSEJOS PARA LA VISITA

Antes de llegar a las Termas de la Ficoncella y sumergiros en sus cálidas aguas os aconsejamos leer cuanto sigue.

Las piscinas termales están contraindicadas para personas que sufran graves patologías orgánicas que  comprometan su sistema inmunitario, en formas febriles, en cardiopáticos descompensados, en hepatopatías crónicas con estado cirrótico, en insuficiencias renales crónicas con oliguria, en mujeres embarazadas, en hipertensión arterial severa no controlada con tratamientos farmacológicos, flebitis, varices hemorroidales en fase aguda o con trombosis.

Termas de la Ficoncella - Civitavecchia

Termas de la Ficoncella - Civitavecchia

El complejo está dotado de un bar, vestuarios, baños, sillas y tumbonas. Antes de sumergiros en las piscinas es obligatorio darse una ducha, con agua caliente del manantial. Os aconsejamos, por lo tanto, que os llevéis al menos un par de toallas y las chanclas para la ducha.

Además, si es la primera vez que os bañáis en estas aguas, ¡no exageréis! El fuerte calor podría causaros una repentina bajada de presión. Empezad entonces con una lenta inmersión en una de las piscinas menos calientas; quedaos algunos minutos para luego salir. Tomaos una pausa, aprovechad para hacer inhalaciones o disfrutar del sol estirados sobre vuestra tumbona. Volved a probar un poco más tarde a sumergiros en una piscina con agua más caliente pero ¡estad siempre atentos a no entrar en el agua demasiado rápido!

Un sugestivo atardecer desde las Termas de la Ficoncella con vistas al mar

Termas de la Ficoncella

Termas de la Ficoncella

Estamos seguros de que disfrutaréis de vuestra visita a la Ficoncella. Estas termas son un auténtico tesoro escondido de Civitavecchia. Durante el verano las termas permanecen abiertas hasta las 2 de la mañana... probad bañaros con los ojos mirando al cielo estrellado y la dulce brisa marina que os acaricia... estamos seguros de que ¡no querréis iros jamás!

Información útil

Termas de la Ficoncella

CóMO LLEGAR

A las Termas de la Ficoncella se puede llegar

en coche:
- desde el sur (Roma) siguiendo la autopista A12 (E 80) salida Civitavecchia Nord; girad a la derecha en  dirección Tolfa (SP 7b), llegaréis tras aprox. 1 km;
- desde el norte (Grosseto) siguiendo la via Aurelia (SS1), entrad en la autopista A12 (E 80) en dirección Roma salida Civitavecchia Nord; girad ala izquierda en  dirección Tolfa (SP 7b), llegaréis tras aprox. 1 km.

en taxi:
- l
os taxis salen de la estación de tren de Civitavecchia. Nuestro consejo es llamar +39 0766 26121. El costo de transporte es 15-20 € por ir (y lo mismo por la vuelta).

HORARIOS
Diurno: todos los días de 8 de la mañana a 8 de la tarde.
Nocturno: de 30/6 a 2/9 las termas abren hasta las 2 de la madrugada (viernes y sábado hasta la medianoche)
PRECIOS
Entrada diurno: 1,50€ (2h)
Entrada nocturna: 5€ por persona (parking incluido)
Parking: 1,50€ (2h)
 
Tarifas residentes*
Entrada: 1€ (2h)
Parking: 0,50€ (2h)
*Los residentes deben presentar documento de identificación válido.
 
ATENCIÓN:
La entrada es gratuita para las personas discapacitadas (no para los acompañantes) solo en horario diurno.
El accesso a perros está permitido sólo en la zona de aparcamiento. Los propietarios deben ponerles bozal y correa.
Hay que conservar el ticket y mostrarlo a la salida
Vota el contenido: 
5
Average: 5 (2 votes)

veces compartidos