Así podéis visitar los lugares de interés más bonitos de Palermo y alrededores (también a pie) y qué ver si tenéis uno, dos o tres días disponibles: de la Capilla Palatina a la Iglesia de la Martorana, de la Catedral al Palacio de los Normandos, de la Fuente Pretoria al histórico mercado de Ballarò. ¡10 lugares que visitar en uno, dos o tres días!

Recientemente nombrada Capital Italiana de la Cultura 2018, fundada entre los siglos VII y VI por los fenicios, la ciudad de Palermo ha representado siempre un importante cruce entre Occidente y Oriente. Fenicios, griegos, romanos, árabes, normandos, suevos, franceses y españoles: durante muchos siglos la historia de Palermo ha estado marcada por el dominio de varias culturas y del cruce-enfrentamiento de pueblos que han hecho de Palermo una ciudad de mil caras, toda por descubrir.

1. La Catedral de Palermo

Símbolo absoluto de la ciudad, la Catedral de Palermo dedicada a María Virgen de la Asunción, con su extraordinaria conmistión de varios estilos arquitectónicos, representa a la perfección la historia de Sicilia y de sus dominios.

Originalmente edificada como iglesia cristiana en el siglo XVII y transformada en mosquita en el siglo XIX por los sarracenos, la iglesia se reconvirtió finalemente al culto cristiano en el 1100 gracias a los Normandos.

La fachada principal comprendida entre dos torretas presenta un amplio pórtico del cuatrocento de estilo gótico catalán, la cúpula es del tardo barroco mientras la parte más antigua es el ábside con espléndidas decoraciones árabe normandas.

La Catedrale de Palermo

La Catedrale de Palermo

El interior está subdividido en tres naves de estilo neoclásico, reconstruido según un proyecto de Ferdinando Fuga en el siglo XIX. Aquí se custodian los despojos de los reyes de Sicilia, como Federico II y Ruggero II, y los de Santa Rosalia, patrona de la ciudad.

Tampoco os podéis perder una visita a las Salas del Tesoro, donde podréis admirar la tiara de oro de la Reina Costanza de Aragón, juntos a otros objetos preciosos encontrados en los sepulcros reales.

2. La Iglesia de la Martorana

En Piazza Bellini se encuentra la Iglesia de Santa María del Almirante también llamada San Nicolás de los Griegos, pero conocida por todos como Iglesia de la Martorana, considerada entre las iglesias bizantinas más bonitas de Italia.

El edificio conserva aún su original estilo árabe-normando, con el cuerpo escuadrado coronado por una cúpula hemisférica y por un campanar abierto de arcadas y tres órdenes de grandes bíforos.

Una vez cruzado el umbral de entrada os cautivará la riqueza de los frescos, los mosaicos, la complejidad de las decoraciones, con la imagen central del Cristo Pantocrator rodeado de arcángeles, apóstoles, santos y profetas. Las otras escenas representadas son el Nacimiento, el Tránsito de María, la Anunciación y la Presentación en el Templo.

Los espléndidos mosaicos de la Iglesia de la Martorana - Palermo

Los espléndidos mosaicos de la Iglesia de la Martorana - Palermo

3. El Palacio de los Normandos (Palacio Real) y la Capilla Palatina

También conocido como Palacio Real, el Palacio de los Normandos es la residencia real más antigua de Europa: hoy es la sede de la Asemblea Regional de Sicilia además de uno de los monumentos más amados de la ciudad.

Las únicas dos torres que han sobrevivido hasta nuestros tiempos son la Torre Pisana y la Torre de la Gioaria, ambas obra de los Normandos. Además se pueden visitar la Sala Roja, la Sala Amarilla, la Sala Verde, la Sala de Hércules (sede de la Asemblea regional) y la Estancia del Rey Ruggero.

En el primer piso del palacio se encuentra la espléndida Capilla Palatina, joya de arte bizantino, dedicada a San Pedro Apóstol. Se trata de una basílica de tres naves decorada con espléndidos mosaicos bizantinos, considerados entre los más bonitos de toda Sicilia, y con un maravilloso techo de madera en forma de estalactitas en la que destaca la imagen del Cristo Pantocrator representado en el acto de bendecir.

¡Una visita emocionante que no os podéis perder en absoluto durante vuestra estancia en Palermo!

El Palacio de los Normandos (Palacio Real) - Palermo

El Palacio de los Normandos (Palacio Real) - Palermo

La Capilla Palatina - Palermo

La Capilla Palatina - Palermo

4. Las Estancias en el Genio

Tanto si os gustan las cerámicas como si no, os aconsejamos encarecidamente la visita a una particular casa-museo, única en todo el mundo: las Estancias en el Genio.

Las Estancias en el Genio - Palermo (www.stanzealgenio.it)

Las Estancias en el Genio - Palermo (www.stanzealgenio.it)

Situado en Via Giuseppe Garibaldi, dentro del precioso edificio histórico de Torre Piraino, el pequeño museo contiene 2300 piezas de antiguas mayólicas sicilianas y napolitanas.

La extraordinaria colección se articola en 4 espléndidas salas: entrada, cocina, sala de las flores y sala neoclásica seguiendo un recorrido basado en la época y procedencia geográfica.

Quizá el precio de la entrada no es el más económico (7€), ¡pero os aseguramos que el golpe de efecto os quedará marcado para siempre!

5. El Palacete Chino

El Palacete Chino es una antigua demora real de los Borbones de Nápoles, situada junto al Parque de la Favorita, en los límites de la Reserva de Monte Pelegrino.

El edificio fue realizado por Giuseppe Venanzio Marvuglia a partir del 1799 bajo encargo de Fernando IV de Borbón que había comprado una casa de estilo chino al barón Benedetto Lombardo, así como los terrenos colindantes y algunos edificios.

El aspecto y las decoraciones de estilo oriental, juntos a los amplios jardines cuidados, hacen que sea realmente única en su género. Dentro se pueden admirar presiosos frescos y muchos más detalles que ornamentan las paredes de las estancias, cada una de un estilo diferente.

El Palacete Chino - Palermo

El Palacete Chino - Palermo

6. La Fuente Pretoria

También llamada Fuente de la Vergüenza por sus estatuas desnudas, la Fuente Pretoria es uno de los símbolos de Palermo y una de las fuentes más bonitas de Italia.

Construida en Florencia por Francesco Camillani, por encargo del noble español Don Luís Toledo, la fuente fue revendida al senado senato palermitano por el hijo caído en disgracia.

Desmontada en 644 piezas, fue transportada por mar hasta Palermo y para hacerle espacio se abatieron algunos edificios de Piazza Pretoria. Por desgracia, durante las operaciones de transporte se dañaron algunas estatuas, que requerieron posteriormente restauración.

En el centro hay un cupido, con el sobrenombre de El Genio de Palermo, que echa agua, mientras a su alrededor las otras estatuas representan figuras mitológicas: Venus, Adonis, Hércules, Baco, Apolo, Diana y Pomona junto a la encarnación alegórica de los 4 ríos de Palermo, es decir, el Oreto, el Papireto, el Gabriele y el Maredolce.

La Fuente Pretoria - Palermo

La Fuente Pretoria - Palermo

7. Ballarò y los otros mercados de Palermo

Para una visita que se precie, no podéis evitar explorar los mercados de los barrios de Palermo y, especialemente, Ballarò.

¡Sumergíos en los colores, sabores y olores y dejáos contagiar por la atmósfera auténtica de la ciudad! Ballarò se encuentra cerca de la estación central, mientras que el mercado de Vucciria está cerca de la Iglesia de la Martorana.

Arancine y panelle, sfinciuni y cicireddu y muchas otras especialidades: entre las innumerables paradas de los mercados encontraréis los mejore del street food siciliano y restaurantes listos para acogeros: ¡que aproveche!

Mercado de Ballarò - Palermo

Mercado de Ballarò - Palermo

8. La playa de Mondello

Tras tanto comer, ¡nada mejor que disfrutar de un merecido descanso! Ahí tenéis la playa de Mondello que con su agua límpida y arena blanca recuerda el Caribe.

La playa es muy frecuentada, sobre todo en los meses más cálidos. Se transforma en un auténtico paraíso en mayo o junio. Todo alrededor los edificos modernistas, los bares y los restaurantes contribuyen a hacer que la atmósfera de este lugar sea única: un must absoluto para todos los amantes del sol y del mar.

La playa de Mondello - Palermo

La playa de Mondello - Palermo

9. El Teatro Massimo

"L'arte rinnova i popoli e ne rivela la vita. Vano delle scene il diletto, ove non miri a preparar l'avvenire" ("El Arte renueva a los pueblos y revela su vida. Vano de las escenas el dilecto, donde no mire a preparar el porvenir"): esta es la frase que se lee en el frontón del majestuoso Teatro Massimo de Palermo, una de las joyas más representativas de la ciudad.

Imponente, elegante y de gran encanto, el Teatro Massimo es el edificio teatral lírico más grande de Italia y tercero de Europa, tras la Ópera de París y la Staatsoper de Vienna.

Aunque no asistáis a ningún espectáculo programado os aconsejamos la visita guiada (8€) durante la cual descubriréis la historia del edificio, obra del arquitecto Giovan Battista Filippo Basile y de su hijo que tras su muerte completó su construcción.

Los dos grupos de bronce con leones a los lados de la escalinata que representan respectivamente a la Tragedia y la Lírica, son obra de Mario Rutelli.

Teatro Massimo - Palermo

Teatro Massimo - Palermo

10. El Duomo de Monreale

Para la última etapa de este breve Top 10 sobre Palermo, os pedimos que os desplacéis sólo 8 quilómetros la pequeña ciudad de Monreale, con su famosísima Catedral.

Cada año, millones de turistas y peregrinos llegan a este lugar sagrado, uno de los ejemplos más bonitos de arte bizantino italiano. Realizado entre 1154 y 1189 por voluntad del rey normando Guillermo II de Altavilla el Duomo está dedicado a la Virgen María. Se dice, de hecho, que la Virgen se apareció en sueños a Guillermo II y le indicó el lugar donde estaba escondido un gran tesoro. Como agradecimiento el rey construyó un templo en su honor.

Además de las dos torres, la imponente fachada alberga también puertas de bronce de gran valor, una de las cuales data de 1185 y es obra de Bonanno Pisano. El pórtico del lado izquierdo fue realizado entre 1547 y 1569 por Giovanni Domenico Gagini y Fazio Gagini; el altar mayor es obra de Luigi Valadier y el organo del siglo XX es obra de los Hermanos Ruffati de Padova.

Además de esto, el interior de la Iglesia esconde muchos otros numerosos tesoros, todos por descubrir como el precioso claustro románico del siglo XII.

El Duomo de Monreale

El Duomo de Monreale

Hemos llegado al final de ese largo viaje que nos ha lelvado a descubrir un poco de la extraordinaria magia que sólo se respira en Palermo. Colores, sabores y sensaciones únicos que estamos seguros que os llevaréis siempre con vosotros.

Entonces, ¿a qué estáis esperando? Preparad las maletas, ¡que nos vamos de viaje! Os recordamos que cada viernes desde el Puerto de Civitavecchia, el Splendid de Grandi Navi Veloci (GNV) está listo para salpar para llegar a la capital siciliana... sólo faltáis vosotros.

Información útil

10 COSAS QUE VER EN PALERMO

CóMO LLEGAR

Cada viernes desde el puerto de Civitavecchia se puede llegar a Palermo gracias a los ferris GNV. Para consultar los horarios de salidas y tener más información útil, haz click aquí.

Vota el contenido: 
1
Average: 1 (1 vote)