Además de ser una hermosa ciudad de arte, llena de historia y cultura, Palermo alberga también playas estupendas, tanto en su centro como en sus alrededores.

Así que, si estás de visita en la capital de Sicília durante el verano, no puedes dejar de explorar sus playas: son auténticos paraísos terrenales con aguas cristalinas y vistas impresionantes.

1. Playa de Mondello

Empezamos por la playa más conocida de Palermo: Mondello.

Arena blanca, águas nítidas, locales de moda, baños y restaurantes: ¡estas son apenas algunas de las principales razones por las que es una de las playas más amadas y frecuentadas de Palermo!

Además, Mondello es el destino perfecto si dispones de poco tiempo. La playa se encuentra a apenas 11 km de la capital siciliana y es de fácil acceso en transporte público. De hecho, hay diferentes puntos en la ciudad donde puedes tomar un autobús lanzadera o la línea 806 (justo en el centro).

En conclusión, la playa de Mondello satisface a todo tipo de visitante, siendo ideal para familias con niños, los cuales pueden jugar y bañarse en las aguas cristalinas en total seguridad.

Hermosa vista de la playa de Mondello

Hermosa vista de la playa de Mondello

2. Playa de Addaura

Un poco más al sureste de la playa de Mondello se encuentra Addaura, un pequeño pueblo marinero que se caracteriza por su costa rocosa con muchas calas de aguas cristalinas.

Es un lugar ideal para los que prefieren las rocas a la arena, y que aprecian más la naturaleza y las aguas limpias típicas de las playas de rocas.

Aquí se sitúa también la famosa cueva de Addaura, un complejo de tres grutas cuya importancia se debe a la presencia de grabados de la época paleolítica, en particular entre el Paleolítico superior y el Mesolítico.

Con el Monte Pellegrino de fondo, Addaura es un lugar lleno de encanto e historia. Y es un destino perfecto si eres amante del buceo o del snorkel, o también si quieres relajarte y disfrutar del mar.

Por la noche, la zona se transforma en un lugar muy animado, con música y sitios para entretenerse: abundan los bares y restaurantes con vista al mar, donde puedes disfrutar de un buen aperitivo o de una cena de calidad.

Wikipedia Creative Commons - Foto de trolvag

Hermosa vista de Addaura (Palermo)

Hermosa vista de Addaura (Palermo)

3. Playas de Sferracavallo

Cerca de Mondello se encuentran también las playas de Sferracavallo, muy apreciadas tanto por residentes como por forasteros.

Sferracavallo, donde playas de arena se alternan con otras de piedras, es un típico pueblo costero con muchos restaurantes de pescado, donde puedes degustar platos locales y frescos a un precio muy bueno.

La playa se encuentra a medio camino entre Capo Gallo y Isola delle Femmine. Durante el verano se puede llegar a la playa desde el centro de Palermo en autobús lanzadera.

Lo que hace verdaderamente único a éste tramo del mar son sus espectaculares fondos marinos, que albergan espécies de flora y fauna de impresionante belleza. Un lugar perfecto para los amantes del snorkel. Además, esta zona es famosa también por la presencia de corales dentro del área marina protegida.

Entre las playas más conocidas de la zona, hay que mencionar la Baia del Corallo y la playa de Barcarello.

La playa de Sferracavallo por la noche

La playa de Sferracavallo por la noche

4. Playa de Arenella-Maria Vergine

La playa de Arenella-Maria Vergine se sitúa en el norte de la ciudad de Palermo, a apenas 5 km del centro.

Este lugar, que en sus orígenes era un pequeño pueblo de pescadores, se ha convertido en un destino muy apreciado por su mar encantador. De hecho, el arenal se caracteriza por presentar una playa de arena dorada y por aguas cristalinas de color turquesa

Otra característica interesante es que, a unos pocos pasos del mar, puedes admirar una almadraba con sus anclas expuestas y, por detrás, el imponente Monte Pellegrino.

Cerca de la playa hay también dos marinas turísticas, donde puedes tomar un aperitivo en plan relax o degustar excelentes platos típicos.

La hermosa playa de Maria Vergine en Arenella (Palermo)

La hermosa playa de Maria Vergine en Arenella (Palermo)

5. Isola delle Femmine

Las playas más bonitas de Palermo, probablemente, se encuentran en Isola delle Femmine (literalmente: “la Isla de las Mujeres”), a 500 metros del litoral palermitano. Este lugar de encanto es un islote y una reserva natural administrada por la Liga Italiana de Protección de Aves, y es entonces un destino ideal para practicar birdwatching y buceo.

Un paraíso deshabitado, con un mar cristalino en aguas poco profundas.

El origen del nombre “Isola delle Femmine” se desconoce: algunos lo relacionan con la presencia en el pasado de una cárcel para mujeres, otros a un topónimo árabe, otros a una antigua leyenda de naufragios. 

La hermosa Isola delle Femmine cerca de Palermo

La hermosa Isola delle Femmine cerca de Palermo

6. Playa de Capo Gallo

Otra área protegida, ubicada cerca de Isola delle Femmine, es Capo Gallo.

Rocas y mar cristalino: estas son las características principales de esta hermosa playa situada en los alrededores de Palermo.

Para acceder al área protegida se debe pagar una tasa (1€ por persona). Hay 3 formas diferentes de llegar:

  • desde la Torre de Mondello, puedes emprender un sendero que lleva hasta el faro de Capo Gallo;
  • desde Contrada Barcarello di Sferracavallo, hay un sendero que llega a un área equipada;
  • puedes tomar una Ruta Estatal que empieza en Partanna Mondello.

Una vez allí, te recomendamos una visita a la Grotta dell’Olio, pues es una gruta que se parece a la famosa Grotta Azzurra situada en Capri. Sin embargo, es importante saber que ¡solo se puede llegar por mar!

La reserva natural de Capo Gallo (Palermo)

La reserva natural de Capo Gallo (Palermo)

7. Playas de Santa Flavia

Otro lugar con playas encantadoras es, sin duda, el pequeño pueblo de Santa Flavia, situado a menos de veinte kilómetros de Palermo, al pie del monte Catalfano.

En Santa Flavia encontrarás muchas playas públicas, entre las cuales destacamos:

  • Kafara (de arena y guijarros), 
  • Sant’Elia (de arena muy fina), 
  • Porticello (de guijarros),
  • Playa de Aciddara (la más alejada del centro de la ciudad). 

Si vas en tu propio barco, puedes llegar por mar hasta Secca delle Formiche (literalmente: banco de arena de las formigas), un oasis marino espectacular, lleno de peces de colores. No te lo puedes perder!

Hermoso paisaje en Sant'Elia (Santa Flavia)

Hermoso paisaje en Sant'Elia (Santa Flavia)

8. Capo Zafferano 

En la misma zona de Santa Flavia, hay que mencionar también a Capo Zafferano.

Esta reserva natural es un auténtico oasis de paz, un promontorio con vistas al mar Tirreno, rodeado de una naturaleza increíble.

Si miras hacia arriba, en el lado opuesto de la reserva de Capo Zafferano, puedes admirar el famoso faro. No es fácil llegar a pie, hay que emprender un camino cuesta arriba. ¡Pero la impresionante vista sobre el mar sí que merece el esfuerzo!  

Además del faro, también hay una pequeña playa pública+ con aguas claras y hermosos fondos rocosos llenos de peces de colores. ¡Un auténtico paraíso!

Para acceder a la playa, debes pasar por un empinado tramo de escaleras, que comienza desde un pequeño balcón. Por eso, no es recomendable para familias con niños. 

Hermosa vista de Capo Zafferano desde arriba

Hermosa vista de Capo Zafferano desde arriba

9. Playas de Altavilla

Entre las playas más bonitas de Palermo y alrededores, no podemos dejar de mencionar Altavilla Milicia, un elegante lugar de vacaciones muy popular entre los palermitanos.

¡La arena dorada, el agua cristalino y la vegetación exuberante caracterizan este lugar mágico!

Una zona muy recomendada es la del “Ombelico di Venere("Ombligo de Venus"). Su nombre deriva de una roca que emerge a poca distancia de la costa.

En el pasado Altavilla fue el destino predilecto de los nobles de la zona y aún se pueden admirar vestigios de la época, como, por ejemplo, la torre normanda que mira hacia Cefalù y Capo Zafferano.

Vista desde arriba de la playa de Altavilla Milicia

Vista desde arriba de la playa de Altavilla Milicia

10. Playa de Cefalù

La última de la lista, pero no menos importante en términos de belleza, es Cefalù.

El pueblo está ubicado a unos sesenta kilómetros de Palermo, así que no queda muy cerca, pero merece realmente la pena visitarlo. Desde su casco histórico, dominado por la catedral con sus torres gemelas, hasta su famosa playa situada entre las casas, Cefalù es ¡una verdadera joya!

PLAYA DE CALDURA

En Cefalú, justo detrás de la fortaleza, se ubica otra playa pequeñita, la playa de Caldura.  

La orilla presenta una grava fina y el mar es cristalino, ideal para los que quieran practicar el buceo o también para bucear desde las rocas. Para llegar a la playa hay que caminar unos veinte minutos a pie desde el centro, en dirección contraria a Palermo. En el último tramo hay un sendero con escaleras.

Y ahora ¡a disfrutar del merecido descanso!

La famosa playa de Cefalù

La famosa playa de Cefalù

Vota el contenido: 
Sin votos todavía