Ayer llegó al puerto de Civitavecchia Aida Nova, el primer crucerodotada de propulsión dual, es decir, que puede ser alimentado en navegación tanto por carburantes tradicionales como por gas natural licuado (GNL).

El crucero Aida Nova en el Puerto de Civitavecchia

El crucero Aida Nova en el Puerto de Civitavecchia

La AdSP del Mar Tirreno Centro Septentrional continua con su política “verde”, con el objetivo de una mayor eficiencia ambiental y energética del puerto de Civitavecchia.

En este sentido, se aplicará una reducción a todas las naves alimentadas por GNL (Gas Natural Licuado) y a las que lleven a cabo una separación de residuos de bordo en el puerto.

La decición de incentivar también la gestión de los residuos, sobre todo de plástico, y la reducción de las emisiones a la atmósfera, responde a los esfuerzos de la comunidad portuaria que tiene como objetivo promover el tráfico de la manera más sostenible. Por ello, la AdSP seguirá su camino de sostenibilidad ecológica con una doble ventaja: no sólo para la ciudad, en términos ambientales, sino también para el armador - que ahorra en términos de costes.

 “El puerto de Civitavecchia ha querido “premiar” a los armadores que eligen las tecnologías más avanzadas en relación a la reducción de las emisiones a la atmósfera de las naves, con incentivos que reducen los costes relacionados con la gestión de residuos generados a bordo. Entre las tecnologías eco-sostenibles “premiadas” está el GNL -explica el presidente de la AdSP del Mar Tirreno Centro Septentrional Francesco Maria di Majo – y, por lo tanto, los incentivos se aplicarán al nuevo crucero de Carnival, Aida Nova, alimentado con GNL, que ha llegado hoy al puerto de Civitavecchia y que hará escala semanalmente en nuestro puerto”.

El crucero Aida Nova en el Puerto de Civitavecchia

El crucero Aida Nova en el Puerto de Civitavecchia

“Esta tecnología, o más bien, este combustible limpio, es una oportunidad para hacer de nuestro mar y nuestras costas lugares cada vez más limpios y atractivos. Civitavecchia es uno de los primeros puertos en Italia en adoptar una medida de este tipo, adelantándose a los contenidos de la revisión de la directiva europea PRF (Port Reception Facilities) sobre el “green charging” asociado al ciclo de los residuos generados a bordo de las naves, con las consiguientes ventajas ambientales para la ciudad, con la reducción de partículas en un 99% y una reducción de CO2 del 25%”, continua el presidente de la AdSP. “La aplicación de dichos incentivos ha significado probablemente- destaca el presidente - uno de los motivos por los que las mayores compañías de cruceros, como Carnival, elijan el puerto de Civitavecchia como puerto de escala para su primer crucero alimentado por GNL”.

Vota el contenido: 
Average: 5 (1 vote)

veces compartidos