Capalbio no es una localidad como las otras en la Toscana. Visitarla significa entrar en un mundo hecho de lugares mágicos, personajes legendarios, historia y panoramas impresionantes. Ubicado en el límite entre el Lacio y la Toscana, conocido también como el “último pueblo de la Marisma”, Capalbio es un pequeño pueblo inmerso entre el campo y el bosque, un lugar extraordinario que permanece en el corazón de quines lo visitan.

Perspectiva de la entrada al centro histórico de Capalbio

Perspectiva de la entrada al centro histórico de Capalbio

Para ayudaros a visitar Capalbio, si tenéis 1 o 2 días disponibles, hemos creado un top 9 de cosas que tenéis que hacer y ver absolutamente. Así que ponéos cómodos, leed nuestros consejos de viaje y... sentiréis una necesidad imperiosa de iros lo antes posible a visitar el “Balcón de la Marisma”.

1. JARDÍN DEL TAROT

Probablemente el lugar más famoso de Capalbio: hablamos de parque mágico, a medio camino entre sueño y realidad, creado por la excéntrica artista Niki de Saint Phalle. Inspirado en el Parque Güell de Barcellona y en el Parque de los Monstruos de Bomarzo, el jardín, abierto al público desde 1998, se encuentra sobre la vertiente sur de la colina de Gravicchio y se caracteriza por 22 esculturas de hasta 15 metros de altura - construidas en acero y cemento y recubiertas de espejos, vidrios y cerámicas de colores - que representan los 22 arcanos del Tarot:

Jardín del Tarot en Capalbio, entre encanto y misterio

Jardín del Tarot en Capalbio, entre encanto y misterio

Visitar el Jardín del Tarot significa entrar en un mundo encantado, entre encanto y misterio, que os sorprenderá a cada paso.

Para más información y horarios de visita: CÓMO VISITAR EL JARDÍN DEL TAROT

2. CENTRO HISTÓRICO

Un continuo de callejones, escaleras y placitas, pasajes que se abren al campo, palacios de prestigio, aros y portones históricos. Esto, y mucho más, es el pueblo medieval de Capalbio. Demos un paseo: 

Salón del Palacio Collacchioni en Capalbio

Salón del Palacio Collacchioni en Capalbio

La primera parada es la espléndida Porta Senese, pasamos después de la torre Aldobrandesca desde la que se puede contemplar un panorama realmente sugestivo, el Palacio Collacchioni que custodia el fortepiano de Conrad Graf tocado por Puccini, el Oratorio de la Providencia que custodia la Virgen de la Providencia atribuida a Perugino y a Pinturicchio.

Continuando por via Vittorio Emanuele II llegamos a las históricas murallas almenadas, y si continuamos subiendo nos encontraremos con el Arco Santo.

Para acabar, el consejo que os damos es que os dejéis llevar y os perdáis entre la muralla para disfrutar de panoramas impresionantes, como por ejemplo este:

Una de las magníficas vistas panorámicas que se pueden disfrutar desde Capalbio

Una de las magníficas vistas panorámicas que se pueden disfrutar desde Capalbio

3. ROCA ALDOBRANDESCA

Un poco más arriba os hablábamos de esta Roca, que merece un punto para ella sola. Situada en pleno centro histórico y además en el punto más alto de Capalbio, la Roca Aldobrandesca de origen medieval es una fortificación en forma de "L", con el torreón pegada al Palacio Collacchioni. Dentro no tiene mucho que ofrecer más que el pianoforte tocado por Giacomo Puccini. Subid a la terrazza para no perderos una de las vistas más bonitas de Capalbio:

La Roca Aldobrandesca en Capalbio: subid a la torre para disfrutar de unas impresionantes vistas - Wikipedia CC-BY-SA-4.0 - Foto di Luca Aless

La Roca Aldobrandesca en Capalbio: subid a la torre para disfrutar de unas impresionantes vistas - Wikipedia CC-BY-SA-4.0 - Foto di Luca Aless

4. PIEVE O IGLESIA DE SAN NICOLÁS

No os perdáis esta pequeña joya que sobresale en la plaza principal de Capalbio y al lado de la cual se eleva la torre del campanario. La iglesia, construida en estilo románico, custodia notables frescos del siglo XV de escuela umbra y senese. Dedicadle 5 minutos, no os arrepentiréis.

La Iglesia de San Nicolás en Capalbio

La Iglesia de San Nicolás en Capalbio

5. OASIS WWF LAGO DE BURANO

Se trata de una espléndida reserva reconocida como Zona de Importancia Internacional. La reserva del lago de Burano se fundó en 1980, está gestionada por WWF y ocupa una superfície de 410 hectáreas (de las cuales 140 lo ocupa el lago).
Es un importante punto donde pasan el invierno muchísimas especies de animales y presenta una flora única en el mundo. El oasis del lago de Burano es uno de los oasis WWF más famosos y bien conservados: encontraréis rutas preparadas, cabañas de observación para poder avistar raros pájaros palustres, pero también peces de agua dulce y salada, y un centro de visitantes:

Oasis WWF del lago de Burano en Capalbio. Al fondo se puede ver la Torre de Buranaccio - Wikipedia Commons - Photo by Girolamocannat

Oasis WWF del lago de Burano en Capalbio. Al fondo se puede ver la Torre de Buranaccio - Wikipedia Commons - Photo by Girolamocannat

El Oasis abre de septiembre hasta el 1 de mayo, los domingos de 10:00 a 14:30 (hora legal 15:00). Grupos y escuelas todos los días con reserva. Visitas en verano, en julio y agosto, lunes, miércoles y sábado sólo con reserva, a las 17:30.

Para más información: OASIS WWF LAGO DE BURANO

6. TUMBA DEL BANDIDO TIBURZI

Hablamos de un personaje de orígenes humildes, que tras tener problemas con la justicia se fugó al bosque. O sea, un bandido, pero un bandido bueno.

El Bandido Tiburzi, el bandido bueno amado por el pueblo (y un poco menos por la iglesia)

El Bandido Tiburzi, el bandido bueno amado por el pueblo (y un poco menos por la iglesia)

Uno de los bandidos que han hecho la historia, buena, de Italia tras la unión con los conocidos Carmine Crocco y Ninco Nanco

De su sepultura nació la leyenda: fallecido en 1896 el párroco se negó a sepultarlo ya que era un asesino y un delincuente, pero el pueblo se reveló: veían en Tiburzi un paladín de sus propios derechos y quisieron para él una sepultura digna.

Se llegó finalmente al compromiso de enterrar al bandido en el límite del cementerio, ¡medio dentro y medio fuera!

Con las sucesivas ampliaciones del cementerio se decidió instalar una placa, aún visible hoy, precisamente en el centro del cementerio con el escrito: “Domenico Tiburzi – Cellere 1836 – Capalbio 1896”.

7. LA VILLA DE LAS COLUMNAS Y EL CASTILLO DE CAPALBIACCIO

Se trata en ambos casos de ruinas, pero a las que se puede llegar fácilmente desde Capalbio.

Por la carretera Pedemontana, en dirección a Giardino, encontraréis el recinto de una antigua villa romana: la Villa de las Columnas. Data de entre el siglo I A.C. y el II D.C., era una villa rural habitada sólo en el período de vacaciones por el padrón del momento, pero que producía vino con regularidad. A día de hoy se puede visitar una parte del recinto de la muralla y algunas torrecillas:

Hoy, en una parte de la antigua villa, se encuentra una casa privada no visitable. Aún así, dado que este lugar se encuentra justo al lado de la carretera, vale la pena parar unos minutos a admirar estos antiguos restos.

Lo mismo decimos para el Castillo de Capalbiaccio: originalmente llamado también Castillo de Tricosto hoy, de la imponencia pasada, quedan solo ruinas poco comprensibles aún a causa de un fuerte terremoto que distruyó los restos. El Castillo fue de los Aldobrandeschi primero y después de los Orsini y finalmente fue conquistado por los Senesi, que lo destruyeron. 

8. PLAYAS Y MAR

Mar cristalino, una de las costas más demandadas de la Toscana, Capalbio posee más de 12 quilómetros de playas de dunas, arena muy fina y balnearios con excelentes restaurantes. Si visitáis Capalbio durante los meses de verano, ¡dáos un bañito!

Mar de Capalbio: más de 12 quilómetros de playas

Mar de Capalbio: más de 12 quilómetros de playas

9. COMER Y BEBER

Una de las cosas que tenéis que hacer absolutamente en Capalbio y alrededores es sentaros en una trattoria o entrar en una tienda de productos típicos y en una enoteca. Los campos de Capalbio, sacados de la reducción del bosque y el pantano, son de los más fértiles de la Toscana. Y no es casualidad que se haya rinstituido recientèmnte la denominación DOC Capalbio por su producción vinícola. Hay que probar  los embutidos de jabalí, las confituras y mermeladas, por no hablar de los quesos y de las verduras en aceite. Entre los platos típicos destacamos acquacottasopa con sofritopappardelle al jabalíbrigoli y alubias con setas.

Acquacotta y vino DOC Capalbio: comer y beber en la Marisma

Acquacotta y vino DOC Capalbio: comer y beber en la Marisma

Información útil

Visitar Capalbio en 1 o 2 días: 9 cosas que hacer y ver

CóMO LLEGAR

EN COCHE
desde Roma y Grossetto recorrer la SS 1 Aurelia, desde Firenze por la autopista Firenze-Siena y luego Siena-Grosseto

EN TREN
Capalbio tiene una pequeña estación de tren, pero la estación principal más cercana es la de Grosseto. Para más información consular la página de Trenitalia

DESDE EL PUERTO DE CIVITAVECCHIA
La mejor opción es ir en coche por la SS1 Aurelia. Como alternativa, la estación de Civitavecchia tiene buenas conexiones con la de Capalbio con viajes frecuentes (uno cada hora/hora y media) y se tarda poco menos de 40 minutos para llegar a destino (coste: 4 o 5 €).

Vota el contenido: 
5
Average: 5 (1 vote)