Junto con los Foros Imperiales y el Coliseo, el Palatino es uno de los lugares más visitados de Italia.

En la colina del Palatino, ubicada entre el Foro Romano y el Circo Máximo, tendrás una imagen muy fascinante de la Roma Imperial y no solo ...

También es posible encontrar restos de los primeros asentamientos de Roma, que se remontan al siglo X, precisamente a la Edad de Hierro, e incluso a la época previa a su fundación.

Se trata, entonces, de una parada que no te puedes perder.

Aquí presentamos una lista de las 10 cosas que ver en el Palatino, pero antes vamos a conocer su increíble historia.

Una magnífica vista del Palatino

Una magnífica vista del Palatino

La historia de la Colina del Palatino 

El Palatino representa el inicio de la historia de la Ciudad Eterna. De hecho, es aquí que comenzó la historia de Roma en el siglo VIII a.C., siendo este el lugar elegido por Rómulo, o quien fuera por él, para fundar la ciudad.

Entre los siglos II y I a.C. fue sede de importantes cultos en la ciudad. Solo en Roma existe este extraordinario espacio comunitario, en el que todos los ciudadanos, independientemente de su clase social, se reunían para estar juntos, celebrar rituales, compartir comida o honrar la divinidad.

Posteriormente se convirtió en un barrio residencial de la aristocracia romana, con elegantes viviendas caracterizadas por una impresionante decoración pictórica tanto en paredes como en el suelo. La Casa de los Grifos es un excelente ejemplo de este tipo de viviendas.

El emperador Augusto eligió simbólicamente la colina como lugar de su residencia: había varios edifícios, entre ellos la Casa de Livia.

La casa de Rómulo en el Palatino

La casa de Rómulo en el Palatino

1. El Lupercal 

En el primer lugar de la lista de las 10 cosas que hay que ver en el Palatino se encuentra el Lupercal. Ubicado a los pies de la colina, es una cueva que se convirtió en un santuario dedicado, tal y como indica su nombre, al dios Luperco.

2. El Templo de Apolo Palatino

Entre los lugares de culto presentes en la colina del Palatino no te puedes perder el Templo de Apolo Palatino, edificado por el emperador Octaviano tras la victoria obtenida en la batalla de Nauloco contra Sexto Pompeyo en el año 36 a.C.

El templo constaba de un pronaos con seis columnas en la fachada. Aún hoy se pueden ver restos del suelo de mármol, las columnas y los capiteles corintios.

El Templo de Apolo en el Palatino

El Templo de Apolo en el Palatino

3. El Templo de la Magna Mater

Continuando la visita, encontrarás el Templo de Cibeles, conocido también como Templo de Magna Mater. Siendo esta una diosa originaria de Troáde, la mítica patria cuna de los romanos, se decidió construir un templo dedicado a una divinidad “extranjera”. El templo está ubicado entre la Casa Romuli y la Domus Tiberiana, cerca de la Casa de Augusto. 

4. El Elagabalium

En los alrededores hay varios edifícios de cierto interés arquitectónico. Se trata de un complejo llamado Elegabalium, ubicado en el lado noreste del Palatino: fue construido por el emperador romano Heliogábalo, que lo dedicó a la divinidad solar Sol Invictus.

5. La Casa de los Grifos

No te puedes perder la maravillosa Casa de los Grifos, llamada así por la decoración de estuco de una luneta con grifos. Es una antigua casa romana y se encuentra en la parte norte del Palacio de Domiciano.

Sin duda, es el ejemplo mejor conservado de una casa de la época republicana de Roma. Todavía se pueden admirar las magníficas pinturas, realizadas entre finales del siglo II y el principio del siglo I a.C.

Hermosa decoración en la Casa de los Grifos

Hermosa decoración en la Casa de los Grifos

6. Las Domus imperiales

En la colina del Palatino se encuentran palacios imperiales muy importantes y lujosos. En este lugar tuvieron residencia, entre otros, Augusto, Tiberio y Nerón. Entre los más importantes, destacamos:

  • la Domus Augustea: situada en la ladera suroeste del Palatino, fue la casa del primer emperador romano Augusto. El hecho de que él decidiera vivir en esta zona por haber nacido aquí, condicionaría la historia de la colina, ya que también los siguientes emperadores la eligieron como lugar de residencia, hasta el punto de que se acabó transformando en un inmenso complejo de edificios imperiales.
Domus Augustea - La Casa del emperador Augusto

Domus Augustea - La Casa del emperador Augusto

  • la Domus Tiberiana: fue el primer palacio imperial del Palatino construido por el emperador Tiberio. Se encuentra en la ladera occidental, entre el templo de la Magna Mater y el Foro Romano.
  • la Domus Transitoria: fue la primera residencia de Nerón en el Palatino, pero en el año 64 d.C fue destruida por un incendio, lo que impulsó la construcción de la Domus Aurea. El edificio permitía "transitar" de las posesiones imperiales del Palatino a las del Esquilino.
  • la Domus Aurea (las partes que se pueden visitar actualmente se encuentran en la colina del Oppio): tras el devastador incendio del año 64 d.C. que destruyó gran parte del centro de Roma, el emperador Nerón inició la construcción de una nueva residencia, que por su magnificencia y refinamiento pasó a la historia como la Domus Aurea. 
Domus Augustana

Domus Augustana

  • la Domus Flavia: se compone de un sector público y un sector privado, conocido como Domus Augustana. Ambas Domus forman parte, junto con el estadio de Domiciano, del complejo más importante de edificios imperiales del Palatino: el Palacio de Domiciano. 

Gracias a las planimetrías es posible ver cómo las diferentes Domus estaban conectadas entre sí a través de pasillos subterráneos, que muchas veces presentaban hermosas decoraciones: el Criptopórtico de Nerón es uno de los ejemplos mejor conservados, y en el Museo Palatino se puede admirar su reconstrucción.

7. El Palacio de Domiciano 

Otra parada que no te puedes perder es el Palacio de Domiciano. Se trata del principal complejo imperial de la colina del Palatino. Por primera vez, en un único complejo se reunían todas las funciones de la vida política del Estado.

El Palacio de Domiciano se compone de:

  • la Domus Flavia (área pública)
  • la Domus Augustana (área privada)
  • el Estadio de Domiciano

Este último consta de un escenario imperial con una exedra semicircular, rodeado de un pasillo y tres salas abiertas.

En el interior del estadio de Domiciano había una amplia avenida en forma de anillo de la que se desprendían caminos y parterres con muchas decoraciones en diferentes tipos de mármol. Gran parte de las estatuas expuestas en el Museo Palatino proceden de este magnífico lugar.

En toda esta zona se pueden admirar tanto columnas de mármol de Cipolín y de granito, como también capiteles y fragmentos de decoración marmórea. Además, se dice que el emperador Heliogábalo hizo transportar una montaña de nieve a esta zona.

El maravilloso estadio de Domiciano en el Palatino

El maravilloso estadio de Domiciano en el Palatino

8. El Museo Palatino

El Museo Palatino se encuentra en el edifício del antiguo convento de las Monjas de la Visitación, construido en 1868 sobre los restos del Palacio de Domiciano.

En 1882 y luego durante la Segunda Guerra Mundial, varios materiales encontrados en las numerosas excavaciones fueron trasladados al Museo de las Termas de Diocleciano, pero muchos de ellos nunca han sido devueltos.

En la década de 1990 el Museo Palatino se reorganizó y, en ocasión del bimilenario de Augusto, se añadieron instalaciones multimediales.

El recorrido museístico se desarrolla en dos plantas:

  • En la planta baja es posible admirar las reconstrucciones de las habitaciones, que conservan las estructuras originales de las domus preexistentes. Además, se narra la historia de la colina desde los orígenes de Roma hasta el nacimiento del Principado (siglo I a.C.).
  • Entre las numerosas obras expuestas en la primera planta no te puedes perder, en la sala VI, los ejemplares de la época de Augusto, el emperador que modificó por primera vez el aspecto del Palatino. Te recomendamos también visitar la sala VII, dónde podrás admirar los mosaicos y las preciosas pinturas de la Domus Transitoria de Nerón.
El Museo Palatino

El Museo Palatino

9. El Arco de Tito y el Arco de Costantino

Tanto el Arco de Tito como el Arco de Constantino son grandes ejemplares de la Roma Imperial.

El primero, el Arco de Tito, está situado en la ladera norte de la colina del Palatino, en la parte oriental del Foro Romano. Es un monumento simbólico de la época flavia, y una verdadera obra maestra en el campo arquitectónico/artístico. El Arco de Tito se erigió en memoria de la guerra judeo-romana combatida por Tito en Galilea.

El segundo, el Arco de Constantino, es el mayor arco romano que se conserva y el último de la Roma Imperial. Fue erigido para conmemorar la victoria de Constantino I contra Majencio.

No se encuentra exactamente en la zona del Palatino, sino que muy cerca del Coliseo. Sin duda, ¡es interesante pasar a verlo!

El arco de Tito, en toda su belleza!

El arco de Tito, en toda su belleza!

10. Orti Farnesiani

Además de ser el "jardín secreto" del Palatino, los Orti Farnesiani (“huertos farnesianos) son un conjunto de terrazas y escaleras que se desarrollan desde las laderas hasta la cima de la colina.

Se trata de hermosos edificios renacentistas del siglo XVI que fueron encargados por el cardenal Alessandro Farnese, sobrino del Papa Pablo III.

Farnese quería "crear un lugar suspendido en el tiempo entre los recuerdos imperiales y las celebraciones dinásticas-familiares, un espacio de ocio, belleza, naturaleza y arte, parecida a los antiguos horti romanos".

Empezando por la parte inferior, la primera maravilla es la escalera que lleva al Ninfeo de la Lluvia. Desde ambos lados se puede subir a una terraza, desde la cual es posible acceder al Teatro del Fontanone, un conjunto de fuentes de agua, pilas, escaleras monumentales y nichos ubicado detrás de la Domus Tiberiana.

Detrás de los pabellones, divididos por una pequeña terraza, se encuentra un hermoso jardín, que es apenas una parte de los antiguos jardines de Farnesio.

Una magnífica vista de los Orti Farnesiani

Una magnífica vista de los Orti Farnesiani

Los alrededores

La colina del Palatino está situada en una posición privilegiada, cerca de importantes puntos de interés.

Una vez completada la clásica ruta turística (Foro Romano, Palatino y Coliseo), en los alrededores de la colina podrás admirar: el Circo Máximo, la Boca de la Verdad, los Museos Capitolinos y el Altar de la Patria en Plaza Venecia.

Por último, en la colina del Oppio - justo en la ladera opuesta al Palatino - podrás encontrar una de las maravillas arquitectónicas más impresionantes de la Antigua Roma: la Domus Aurea.

Gracias al trabajo de los arqueólogos, la zona del Palatino está en constante evolución. ¡Un mundo antiguo a la espera de ser descubierto!

Información útil

Palatino
Parco archeologico del Colosseo
Piazza S. Maria Nova, 53
00186 Roma
Tel. +39 06.69.98.41 
Página Web: parcocolosseo.it

CóMO LLEGAR

Desde el Puerto de Civitavecchia puedes ir a la Estación de tren de Civitavecchia y coger un tren para la Estación de Roma Termini. Luego puedes coger el Metro línea B, parada Colosseo.

Autobús: 75, 81, 673, 175, 204
Tramvía: n.30
HORARIOS
La visita al Palatino sigue los mismos horarios de apertura del Foro Romano y del Coliseo, que se indican a continuación:
 
desde el 1 de junio hasta el 31 de agosto
10.30 – 19.15
desde el 1 de septiembre hasta el 30 de septiembre
10.30 – 19.00
desde el 1 de octubre hasta el 24 de octubre
09.30 – 18.30
desde el 25 de octubre hasta el 31 diciembre
09.30 – 16.30
 
Para más información y para comprobar cualquier cambio en los horarios, consulta la página.
Debido a la emergencia COVID-19, desde el 15 de marzo de 2021 hasta nuevo aviso, el Palatino permanecerá cerrado.
PRECIOS
Entera € 16,00 
Reducida € 2,00
(Válida 24h, para un solo acceso al Coliseo (primer y segundo orden) sin la arena y un solo acceso al área arqueológica del Foro Romano-Palatino, incluidas las exposiciones presentes.).
 
Para más información, consulta esta página. 
 
IMPORTANTE: Los horarios de visita, los precios de entrada y las rutas de transporte público (incluyendo el número de vehículos y las horas de salida y llegada) pueden estar sujetos a cambios y/o cancelaciones. Por lo tanto, es aconsejable consultar SIEMPRE las páginas web oficiales.
Vota el contenido: 
5
Average: 5 (1 vote)