Recientemente declarado Monumento Natural por la Región del Lacio, la Frasca es sin lugar a dudas el gran pulmón verde de Civitavecchia.

Situado a unos 9 quilómetros del Puerto de Civitavecchia, este tramo de costa es uno de los más ricos del Lacio desde el punto de vista naturalista.

La continua erosión del mar ha creado una playa abrupta compuesta por pequeñas bahías y ensenadas, ideal para los amantes del snorkel gracias a un bellisímo fondo rocoso, hábitat natural de numerosas especies de peces, crustáceos y moluscos.

La Frasca, Civitavecchia - Foto de Emiliano Veroni

La Frasca, Civitavecchia - Foto de Emiliano Veroni

La Frasca de Civitavecchia: un gran recurso natural

Con una extensión de unas 73,77 hectáreas, la Frasca es una área de relevante interés naturalista, además de paisajístico e histórico-arqueológico.

Su costa, de hecho, está formadapor extensiones rocosas hechas de esquirlas de roca, que, golpeadas por el incesante movimiento del mar, componen una serie de ensenadas y pequeñas bahías, donde abundan cangrejos, gambas, blénidos, mújoles, tordos verdes, escorpenas, cangrejos ermitaños y muchos más animales de escollo.

Son muy sugestivos los antiguos viveros de peces romanos que aparecen aquí, cerca de la zona conocida como la Mattonara. Aquí se pueden distinguir las paredes de las piscinas que surgen de la superfície del agua y que, todavía hoy aseguran un continuo recambio del agua a través de canales comunicantes. En estas piscinas naturales se puede apreciar una gran variedad de fauna y flora marina, compuesta por corales y sobre todo moluscos raros como la Pinna Nobilis que, dada la rica presencia de posidonia encuentra aquí su hábitat ideal.

La Frasca, Civitavecchia - Foto de Raffaele Ballirano

La Frasca, Civitavecchia - Foto de Raffaele Ballirano

Raro ejemplo de biodiversidad, toda la zona de la Frasca se caracteriza por un ambiente forestal costero que cuenta con la presencia de 45 especies de avifauna diferentes.

Enfrente de la costa, en el interior, hay una espléndida pineda que en verano ofrece un fresco reparo del calor, ideal para un agradable picnic al aire libre.

También hay muchos testigos arqueológicos e históricos, empezando por la presencia de restos del antiguo puerto de Columna, de una domus de época romana y de la elegante torre de vigilancia del siglo XVII llamada Torre Valdaliga construida por el Papa Pablo V Camillo Borghese (1610-1612) para completar el sistema defensivo costero iniciado por su predecesor Pío V.

La Pineda de la Frasca, Civitavecchia - Foto de Emiliano Veroni

La Pineda de la Frasca, Civitavecchia - Foto de Emiliano Veroni

Algunas curiosidades

¿Cuál es el origen de este nombre singular? Bien, se dice que el nombre de la Frasca proviene de las actividades de la pesca.

En un pasado, de hecho, los pescadores solían encender ramas en medio del mar (llamados frasche) para indicar, especialmente en caso de baja visibilidad, el camino correcto para llegar fácilmente a puerto.


Con la preciada contribución de la Asociación CineFotografica de Civitavecchia, os dejamos una fantástica galería dedicada al Monumento Natural de la Frasca.

Estas fotos han formado parte, junto a muchas otras, de una especial muestra fotográfica que tuvo lugar recientemente en el Teatro Municipal Traiano, precisamente para conmemorar la institución como monumento natural de la Frasca.

¡Esperamos que os guste!

Información útil

La Frasca, Civitavecchia (Monumento Natural)

CóMO LLEGAR

La Frasca se encuentra a unos 9 quilómetros del Puerto de Civitavecchia. Se puede llegar saliendo por Varco Nord y siguiendo la Carretera de la Torre Valdaliga que sigue la costa hasta el cruce con Via S. Melchiorri. Una vez aquí, girad a la izquierda y seguid hasta llegar a destino. A vuestra derecha tenéis la entrada al Camping Traiano.

También podéis ir por la Autovía Aurelia (SS1) hasta llegar a La Scaglia y girar por Via Ugo Fontanatetta; seguir hasta el cruce con Via S. Melchiorri y seguir hasta destino.

Vota el contenido: 
Sin votos todavía

veces compartidos