¿Crees saberlo realmente todo sobre el Puerto de Civitavecchia? Con sus más de 2000 años de historia, el puerto de Roma es uno de los principales puertos italianos y el único que vanta una historia tan antigua y rica de sucesos.

Proyectado en el 106 a.C. por el gran arquitecto Apolodoro de Damasco, por órdenes del emperador Trajano, el Puerto de Civitavecchia ha marcado profundamente la historia de su ciudad y continua haciéndolo aún a día de hoy. Ayer punto estratégico del Imperio Romano e importante cruce para la rutas mercantiles, hoy principal puerto italiano para el tráfico de cruceros en el Mediterráneo.

He aquí pues un recopilatorio de historias, anécdotas y curiosidades relacionadas con el puerto, los principales monumentos y personajes ¡que quizás no conocías!

1. EL NOMBRE DEL FUERTE MICHELANGELO

Sonará extraño pero no todos saben que el nombre original del que con razón es el monumento más importante de la ciudad y del mismo puerto, en realidad no es Fuerte Michelangelo sino Fortaleza Julia.

El nombre se puso en honor al Papa Julio II, el Pontífice que encargó a Bramante la construcción de la fortaleza para proteger la ciudad de las incursiones de los piratas. Las obras las llevaron a cabo más tarde Giuliano Leno y Antonio da Sangallo el Joven excepto el macho, la gran torre octagonal orientada al sur. 

Según algunas fuentes, durante el papado de Pablo III Farnese, el encargo de la construcción del macho se confió precisamente al gran Miguel Ángel Buonarroti y es por eso que la fortaleza tomó definitivamente el nombre que todos conocemos.

En realidad, a pesar de que la intervención directa de Michelangelo no se ha demostrado nunca al 100%, el nombre se difundió y consolidó de tal manera que se ha convertido en el nombre oficial ¡que encontraréis en cualquier guía o mapa que se precie!

¿No os lo esperábais? Pues entonces tenéis que saber que esta no es la única curiosidad que tiene como protagonista a nuestro amado Fuerte Michelangelo!

El Fuerte Michelangelo - Foto de Raffaele Ballirano

El Fuerte Michelangelo - Foto de Raffaele Ballirano

2. LA GRUTA DE SANTA FERMINA

La Estatua de Santa Fermina delante del Fuerte Michelangelo

La Estatua de Santa Fermina delante del Fuerte Michelangelo

Se dice que durante el viaje por mar que la levaba de Ostia a Civitavecchia, la joven Fermina se encontró enmedio de una terrible tormenta que estaba a punto de hundir su barco.

La historia cuenta que solo sus rezos consiguieron calmar las olas y que una vez llegada a la costa de Centumcellae (nombre latino de Civitavecchia), la joven encontró refugio en un gruta al lado del mar.

Dentro del Fuerte Michelangelo, en el torreón sur-oeste conocido precisamente como Santa Ferma, se puede visitar una pequeña capilla en honor a la Santa: ¡la capilla se encuentra precisamente al lado de la gruta donde Fermina encontró refugio!

Para recordar lo ocurrido, cada 28 de abril Civitavecchia celebra Santa Fermina, patrona de la ciudad y protectora de los navegantes.

La estatua y las relíquias de la Santa se tranportan en procesión primero por las calles de la ciudad y después por las aguas del puerto, para la tradicional bendición del mar a la que sigue el lanzamiento de una corona de luarel en recuerdo de todos los naevgantes caídos. 

3. Esos extraños símbolos en el Fuerte Michelangelo (?)

En la fachada del Fuerte Michelangelo junto al blasón del Papa Julio II de la Rovere y del  escudo con la flor de lis de la familia Farnese, un ojo atento puede darse cuenta de la presencia de otros símbolos misteriosos y aparentemente inesplicables: letras y señales esculpidos en la piedra de travertino desde la base hasta el vértice de la fortaleza.

Para estos grabados que recuerdan fórmulas alquímicas, símbolos astronómicos y masónicos aún no se ha encontrado registro alguno en domumentos históricos. ¿Quién esculpió estos símbolos? ¿En qué periodo histórico?

Mirando atentamente en la parte suroeste y oeste del Fuerte, se pueden individuar símbolos que recuerdan a algunos elementos químicos: las letras Bi (Bismuto), la S (Azufre), el doble círculo sobrepuesto (Arsénico), el círculo con cruz símbolo del Antimonio y del planeta Venus, el círculo con flecha símbolo del Hierro y del planeta Marte, el triángulo cortado símbolo del Aire.

Entre estos también se distingue un extraño símbolo que recuerda a una escuadra y a un compás.

Estas dos herramientas están relacionadas con la llamada masonería operativa y son emblema de los albañiles libres de la tardía Edad Medieval.

El enigmático símbolo

El enigmático símbolo "escuadra y compás" esculpido en el Fuerte Michelangelo

Se pueden encontrar por ejemplo en la fachada de la Loggia dei Fratelli Comancini, la casa donde se alojaban los obreros que trabajan en la construcción de la Basílica de San Francisco de Asís, en el claustro de la basílica misma y en la iglesia de San Cristofaro en Perugia.

Sabemos que por dificultades políticas, la finalización del Fuerte Michelangelo se retrasó varias veces durante el Pontificado de Pablo III Farnese, y tras 25 años desde el inicio de las obras el famoso macho seguía incompleto. Se corría el riego, por lo tanto, de que la entera obra se convirtiese en un gran fracaso para la Iglesia.

¿La intervención de los libres albañiles contribuyó a completar el Fuerte Michelangelo? Si así fuese, ¿fueron ellos quienes grabaron esos extraños símbolos en la fachada del Fuerte? (fuente "You Mysteries").

4. Los diseños de Leonardo Da Vinci

La historiadora local Roberta Galletta, en su último libro "La Dársena Romana - El Puerto de Civitavecchia" demuestra como el gran genio Leonardo Da Vinci no solo pasó por Civitavecchia, sino que con sus ideas contribuyó profundamente a la proyección del Puerto Histórico dando con sus diseños el punto de partida a Bramante para la fortificación del Puerto.

Puerto de Civitavecchia: ¿obra maestra secreta de Leonardo da Vinci?

Puerto de Civitavecchia: ¿obra maestra secreta de Leonardo da Vinci?

Su paso y sus estudios sobre el puerto de Civitavecchia están probados por 2 hojas contenidas en el Códice Atlántico, la más importante colección de escritos y diseños del artista.

Concretamente en la hoja n° 271, que trata en detalle sobre la Dársena Romana, Leonardo dibujó el Puerto de Civitavecchia, junto a estudios sobre pesos, sobre la geometría del triángulo y sobre varias operaciones aritméticas.

En el dibujo llama la atención la posición a la izquierda del Fuerte Michelangelo (Fortaleza Giulia) aún en construcción y a la derecha de la Dársena Romana con las embarcaciones de la que sería la reconstruida flota pontifícia querida por Sixto V.

¡Para saber más note pierdas este artículo!

5. El MUELLE DEL LAZARETO LUGAR PREFERIDO DE LA PROVINCIA DE ROMA

Recientemente, gracias al esfuerzo de la asociación "La Civetta di Civitavecchia" que ha convocado varias manifestaciones para promover la salvaguardia y emprender un nuevo proyecto de restructuración, el Lazareto ha sido admitido por el FAI (Fondo Ambiente Italiano) en el censo "I Luoghi del cuore" ("Lugares del corazón").

Con 8113 votos convalidados, el Lazareto ha conquistado el 1er puesto absoluto en la Provincia de Roma, el 3r lugar en el Lacio, el 5° en la clasificación nacional de Sitios Arqueológicos que preservar y el 41° a nivel nacional entre los 20.027 lugares en total.

El Fortín de San Pedro quedará por lo tanto bajo la tutela del FAI y esperamos que pronto se cumplan los requisitos para la recualificación del fortín, que con sus 2000 años de historia es el monumento más antiguo del puerto de Civitavecchia.

El Fortín de San Pedro en el Muelle del Lazareto - Foto de Sabrina Delogu

El Fortín de San Pedro en el Muelle del Lazareto - Foto de Sabrina Delogu

6. EL VIAJE DE STENDHAL A CIVITAVECCHIA

No todos saben que Stendhal, en aquel entonces Marie-Henri Beyle, uno de los más importantes intelectuales del siglo XIX, en el curso de sus viajes consulares a Italia entre 1831 y 1836 vivió y permaneció varios años precisamente en Civitavecchia.

Que conste que el autor de "El Rojo y el Negro", quizás acostumbrado a los círculos culturales y sociales franceses y a un estilo de vida claramente más mundano, no se encontró en seguida a gusto en Civitavecchia, que en aquella época era una pequeña ciudad con algún millar de habitantes, además de 1000 galeotes y 500 guardias de la colonia penal.

A pesar del malcontento inicial, gracias también a relacionarse con algunos importantes intelectuales locales, fue precisamente en Civitavecchia donde Stendhal se encontró de nuevo a sí mismo ¡y las ganas de escribir!

En estos años, cuando viajó po Italia entre Roma y Milán, el escritor francés empezó importantes obras como Recuerdios de egotismo, Vida de Henry Brulard, y Leucen Leuwen.

Entre las figuras destacadas con quien mantuvo una relación más estrecha durante su estancia en Civitavecchia, recordamos a Donato Bucci, el anticuario en cuya trastienda solía reunirse con otros intelectuales como Pietro Manzi, jurista y arqueólogo; Antonio Acquaroni, famoso grabador; Biagio Donati, naturalista y Benedetto Blasi, avogado y ecléctico empresario, importante personaje del siglo XIX en Civitavecchia.

Stendhal vivió en Civitavecchia entre 1831 y 1836

Stendhal vivió en Civitavecchia entre 1831 y 1836

Un antiguo grabado de Civitavecchia que muestra la Colonia Penal

Un antiguo grabado de Civitavecchia que muestra la Colonia Penal

7. Civitavecchia, Medalla de oro al mérito civil

El 14 de mayo de 1943, a las 3 de la tarde de un verano que ya estaba a las puertas, Civitavecchia fue prácticamente arrasada por 48 letales bombarderos americanos (B-17), que en ocho violentísimas embates devastaron la ciudad.

El número exacto de muertos nunca se ha confirmao, pero se habla de unos 500 sin contar a militares, personas venidas de fuera, los que estaban por embarcar o acababan de desembarcar.

En total, Civitavecchia ha sufrido 86 bombardeos, pero ninguno puso de rodillas a la ciudad como aquél del 14 de mayo.

El 8 de marzo de 1999 Civitavecchia recibió la Medalla de Oro al Valor Civil. Estas fueron las palabras que acompañaron al reconocimiento:

"Ciudad estratégicamente fundamental por su puerto en el Mediterraáneo, durante el último conflicto mundial fue víctima de contínuos y violentísimos bombardeos que causaron la muerte a numerosos conciudadanos y la casi total destrucción de las casas y de las estructuras portuarias. La población, obligada a refugiarse en pueblos cercanos, con el retorno de la paz, afrontó con orgullo el difícil trabajo de reconstrucción. 1943 - 1945".

 

Civitavecchia, Medalla de Oro al Mérito Civil

Civitavecchia, Medalla de Oro al Mérito Civil

8. Papa Julio II y el misterio de las pinturas de Piazza Leandra

El Papa Julio II Della Rovere, no fue seguramente muy simpático, pero hay que reconocerle el mérito de haber sido mecenas, durante su Pontificado, de algunos de los artistas más grandes de la historia ofreciéndoles la posibilidad de crear obras que han entrado directamente entre las obras maestras del arte occidental.

Papa Julio II retratado por Rafael Sanzio

Papa Julio II retratado por Rafael Sanzio

Su nombre está estrechamente relacionado con BramanteMiguel Ángel y Rafael, a quien el "Papa guerrero" confió la decoración de sus nuevos apartamentos en el Vaticano. Estamos hablando de las que se conocen universalmente como "las Estancias de Rafael" o bien la Sala de la Signatura y la Sala de Heliodoro cuya decoración tuvo lugar entre la segunda mitad del año 1511 y el 1514.

Como sabemos, al mismo Bramante, el Pontífice había encargado algunos años antes (en 1508) la construcción de una fortaleza para defender el Puerto de Civitavecchia de las continuas incursiones de los piratas: la Fortaleza Julia, que pasaría a conocerse como Fuerte Michelangelo.

Pero hagamos un salto adelante y lleguemos a 1972, año en que el señor Tarcisio De Paolis, tras haber comprado una casa en la histórica Plaza de Leandra se dio cuenta de que debajo de capas de cal, pinturas y papel de pared, se escondían pinturas de una extraordinaria belleza. ¡Son una réplica de los frescos rafaelescos presentes en la Sala de Heliodoro del Vaticano!

Durante la construcción del fuerte Julio II solía ir a Civitavecchia para constatar el estado de las obras y, según una tesis que está tomando fuerza, podríasn haberse tratado precisamente de bocetos preparatorios que Rafael hizo pintar a un colaborador suyo para mostrar un adelanto del trabajo al Pontífice!

Mientras esperamos los resultados de un estudio diagnóstico, gracias a un atento trabajo de restauración, hoy gran parte de las pinturas han vuelto a ver la luz, revelando increíbles parecidos pero también curiosas diferencias con las del Palacio Apostólico, haciendo que el misterio sobre su origen sea aún más denso y fascinante.

Para saber más sobre el misterio de las pinturas de Plaza Leandra y para descubrir cómo visitarlas, ¡leed este artículo!

Las Estancias de Rafael y las Pinturas de Plaza Leandra en Civitavecchia

Las Estancias de Rafael y las Pinturas de Plaza Leandra en Civitavecchia

9. La estación de tren de Civitavecchia Marítima

Puede que alguien no se haya dado cuenta, pero escribiendo "Civitavecchia" en la página oficial de Trenitalia (¡ver para creer!), entre las opciones disponibles aparecen también una cierta Civitavecchia Marítima y Civitavecchia Viale della Vittoria.

Bien, no os dejéis engañar, porque se trata de ¡2 increíbles errores de carácter histórico!

La estación de Civitavecchia Central y Viale della Vittoria

La estación de Civitavecchia Central y Viale della Vittoria

De hecho, la estación de Civitavecchia Marítma, activa desde el 15 de noviembre de 1906, era una ramificación que salía de la Estación de Civitavecchia Central y que representaba una parada enfrente del muelle de los ferris para Cerdeña, con el objetivo de regular el flujo de pasajeros y mercancías.

Los viajes para Roma Termini se efectuaban en correspondencia con los ferris, mientras que los trenes directos a Roma efectuaban también una parada intermedia en Civitavecchia Viale della Vittoria (situada en la calle con el mismo nombre a la altura de la estación Central).

Dado que los raíles atravesaban la ciudad, se trataba de un problema para el tráfico de coches en la ciudad y como la circulación de los trenes estaba relaconada con la salida de los ferris, a menudo se daban grandes retrasos a causa de las condiciones metereológicas.

Ahora estas estaciones ya no existen y la última circulación para la estación de Civitavecchia Marítima tuvo lugar ¡el 18 de octubre del 2000!

Quizá leyendo este artículo Trenitalia corregirá el error, pero a noostros, que somos un poco nostálgicos, nos gusta pensar que de una manera u otra conseguiremos hacer un pequeño viaje atrás en el tiempo.

La Estación de Civitavecchia Marítima

La Estación de Civitavecchia Marítima

10. La Estatua de Neptuno en el fondo de la Dársena Romana

Pocos saben que entre las salas del Museo Etrusco-Gregoriano del Vaticano se encuentra el brazo de bronce de una colosal estatua de Neptuno, que se apoya sobre un delfín, del que se entrevé un trozo de cola. 

El hallazgo, que tuvo lugar en las aguas de la Dársena Romana en 1834 durante el pontificado del Papa Gregorio XVI, ha vuelto recientemente a ser el centro de atención gracias a la Doctora Roberta Galletta quien ha hablado de él en su último libro "La Dársena Romana - El Puerto de Civitavecchia".

Citando a la autora, "La estatua provendría de un templo pagano ubicado en el interior de la Dársena Romana y dedicado al dios del mar, pero según otros, estaría situado en el área de la antigua Iglesia de Santa María, hipótesis que se confirmaría por la costumbre de construir edificios de culto cristianos sobre edificios paganos [...]"

[...] una tercera hipótesis [...] se basa en una interesante documentación pictórica ya publicada en 1994 en el libro "Civitavecchia en la medalla pontifícia 1508- 1857" de Adelmo Covati, Adolfo Modesti y Ennio Brunori.

En uno de los frescos de Cesare Nebbia, Paul Brill y Giovanni Guerra entre 1588 y 1589 para celebrar las empresas públicas del Papa Sixto V que adornan el Salón Sixtino de la Biblioteca Vaticana, la estatua colosale se encuentra en la parte final del acueducto edificado en 1589 por el Papa Sixto V, detrás de la Dársena Romana en el área al lado de la actual Plaza Calamatta, al lado de la monumental fuente (Vanvitelli) conectada con el acueducto y construída cerca de las antiguas murallas medievales de la Roca.

Los dos frescos de C. Nebbia, P. Brill y G. Guerra que retratan la colosal estatua y el acueducto en el Puerto de Civitavecchia

Los dos frescos de C. Nebbia, P. Brill y G. Guerra que retratan la colosal estatua y el acueducto en el Puerto de Civitavecchia

[...] ¡Pero hay más! Los autores del libro, sostiene que la estatua no e refiere a Neptuno, sino a Trajano y que se colocó al final de la preciosa obra pública precisamente para valorizare la continuidad histórica entre los fastos imperiales de Roma y las nuevas empresas de Sixto V".

El misterio se multiplica, pero es cierto que sólo más estudios en el futuro dentro de la Dársena Romana podrán decir a quien fue dedicada realmente la estatua, cuyo posible encuentro abriría nuevos importantes escenarios para la historis de la ciudad y del puerto de Civitavecchia.

Mientrastanto, a lo largo del Murallón de Urbano VII, dentro de los sugestivos locales de la Marine Service srl que tiempo atrás constituían los Almacenes Romanos y actualmetne albergan la muestra itinerante Navalia, precisamente estos días se ha encontrado una parte del antiguo acueducto que aún funciona y del que fluye agua potable.

El acueducto servía para llevar el agua potable a los barcos honorarios, cuatrirreme y quinquerreme que salían o llegaban de todo el imperio al Puerto de Centumcelle

Vota el contenido: 
5
Average: 5 (1 vote)

veces compartidos