Rodeada de prados verdes y panoramas únicos, Tolfa es un pequeño pueblo entre colinas de Etruria, no muy lejos de Civitavecchia. Un pueblo lleno de historia, donde se respira aire limpio y se come bien.

Pero cuidado, no es una simple visita a Tolfa, sino una auténtica experiencia que os dejará positivamente sorprendidos.

Estas son las 5 cosas que hay que ver en Tolfa:

1. El centro histórico de Tolfa

El centro histórico es muy característico. Un conjunto de callejuelas y plazas realmente únicos, con panoramas impresionantes. Te aconsejamos empezar por Piazza Vittorio Veneto, también llamada Piazza Nuova. Desde este punto, gracias a una amplia balconada, se puede admirar una buena parte de la  campiña de Tolfa y en los días de cielo claro se pueden vislumbrar Roma y los Apeninos. En la plaza se encuentran también el Palazzo Comunale y la preciosa Villa Comunale. Antes de entrar en Via Roma, a tu derecha podrás admirar el Monumento a los Caídos.

Tras recorrer toda Via Roma, llegarás a Piazza Giacomo Matteotti, conocida también como Piazza Vecchia. Siguiento, se llega a via Frangipani, en el n°12 se encuentra el antiguo Palazzo dei Priori, hoy Palazzaccio, coronado por la Torre dell'orologio. Siguiendo por las murallas externas de la Tolfa medieval se pasa bajo el arco del Palazzo della Ragione, hasta llegar a la Roca de Tolfa. Bajando, se llega de frente a la Collegiata di S.Egidio y luego al oratorio del Crocefisso.

Arriba de todo de la calle se encuentra el Convento de los Capuchinos. Al final de via Annibal Caro se puede visitar la Chiesa della Madonna della Sughera con el anexo del Convento de los padres agustinos. Se baja por Viale D'Italia y se llega al punto de partida.

La balconada en Piazza Nuova (Tolfa)

La balconada en Piazza Nuova (Tolfa)

2. Centro Cultural de Tolfa

Otra parada imperdible si quieres visitar Tolfa es el Centro Cultural, que incluye el Museo municipal arqueológico de Tolfa, la Biblioteca municipal y el archivo histórico municipal “Giuseppe Cola”.

Inicialmente, el lugar donde ahora se encuentra el Centro Cultural era la sede del convento de los padres agustinos anexo al Santuario di S. Maria della Sughera. La construcció se inició en el periodo en que Agostino Chigi era constructor de las minas de alumbre en el siglo XVI donde hubo una aparición milagrosa de la Virgen con el niño en un árbol de corcho.

No se sabe aún a día de hoy el nombre del arquitecto que diseñó el santuario. Algunos estudiosos piensan que podría tratarse de Baldassarre Peruzzi o de Antonio da Sangallo el Joven.  

En 1552, se cometió un delito en la iglesia, por lo que se prohibió el culto y se cerró durante un breve periodo. Cuando se reabrió, empezaron a aparecer grietas dentro de la capilla y el ayuntamiento de Tolfa estableció la ampliación y reconstrucción de la iglesia en su forma actual.

La iglesia y el convento mantuvieron inalterado su aspecto hasta 1799 cuando las milicias francesas saquearon el santuario. Se restauraron posteriormente entre 1801y 1825, pero el convento perdió poco a poco importancia hasta que durante la 2ª Guerra Mundial albergó a tropas militares. Se convirtió más tarde en una fábrica de ladrillos y, finalmente, en el taller de un herrero hasta el inicio de las obras de restauración de 1997 y a la transformación en el actual Centro Cultural.

Dentro del museo se pueden admirare restos de oriden etrusco, romano, medieval y moderno, concretamente:

  • En la sección etrusca: ajuares de tumbas de las principales necrópolis de la zona.
  • En la sección romana: una selección de materiales de las villas romanas de la zona (villa di Pian dei Santi, villa di Poggio Smerdarolo) entre las cuales, concretamente, vajillas de mesa y de despensa, estucos recubrimientos decorados, ladrillos...
  • En la sección medieval y moderna: los materiales provenientes de la abadía de Piantangeli, como algunos fragmentos de cerámica y, sobre todo, los restos escultóricos con representaciones alegóricas, provenientes de la iglesia de la abadía.
  • Una parte de la exposición está dedicada al periodo del descubrimiento del alumbre.

Para más información, visita la página oficial.

Patio interior del Centro Cultural de Tolfa - Fuente: www.poloculturale.tolfa.it

Patio interior del Centro Cultural de Tolfa - Fuente: www.poloculturale.tolfa.it

3. La Roca de Tolfa

El camino para llegar a la Roca de Tolfa arriba de la colina, completamente en subida es especialmente sugestivo. A través de las callecitas del centro antiguo de Tolfa, podrás llegar fácilmente a la cima, rodeadas por los bonitos jardines de las casas de alrededor.

Inicialmente se pensó como castillo medieval, y con el tiempo, gracias a su posición dominante, la Roca adquirió una función tanto de torre de control como de polígono de tiro, albergando incluso un pequeño cementerio duante el siglo XIX.

Consiguió proteger al pueblo del ejército napoleónico. Resistió, de hecho, la invasión de los franceses en 1798, siendo el último baluarte defensivo hasta el 14 de marzo de 1799 cuando fue definitivamente destruída, junto a gran parte de las casas medievales del pueblo. Encerrados entre las ruinas de viejo castillo, a los habitantes de Tolfa que se rebelaron a los invasores franceses se les llamó brigantes.

Cerca del Castillo se puede admirar la pequeña Iglesia de la Madonna della Rocca, construida con el objetivo de proteger al pueblo de Tolfa desde lo alto. Esta es uno de losi símbolos más importantes de Tolfa.

Entre la iglesia y el castillo hay un pequeño sendero, ahora cubierto por hierbajos, que lleva a una llanura desde la cual se dice que se puede “ver hasta el más allá”.

Vista de la Roca de Tolfa y de la Iglesia de la Madonna

Vista de la Roca de Tolfa y de la Iglesia de la Madonna

4. La Abadía de Pietrangeli

Si, en cambio, tenéis ganas de hacer una breve excursión, un recorrido de trekking fácil, os aconsejamos visitar las ruinas de la Abadía de Pietrangeli.

La Abadía de Pietrangeli se encuentra en el corazón de los Montes de la Tolfa. Se trata de un lugar antiguo y poco conocido, pero realmente sugestivo, que vale la pena visitar. Una vez lleguéis allí, podréis disfrutar de unas espléndidas vistas de la Valle del Mignone.

A las ruinas se puede llegar a través de un sendero fácil y corto (aproximadamente, una hora de camino), que empieza en Tolfa y acaba en la “Grasceta dei Cavallari”, un antiguo templo etrusco-romano.

La Abadía de Pietrangeli se fundó en época carolingia en posición dominante sobre la valle del Mignone.

De la iglesia quedan los restos de un edificio a tres naves absidales con tres arcadas y cuatro columnas centrales y laterales. En el exterior se encuentran los restos de un campanario cuadrado. Cerca de la abadía se alza un pequño pueblo, habitado hasta el siglo XIV, abandonado en circunstancias que no quedan claras, quizá a causa de la gran peste que, a mitad del siglo XIV arrasó toda Europa.

5. Edificios históricos de Tolfa

Una parada extra la merecen dos edificios históricos de Tolfa, que datan de inicios del siglo XVI.

Palazzo Panetti

Desde Piazza Vecchia se puede llegar a Via Annibal Caro, bordeada por edificios renacentistas y barrocos, en el n° 37 se encuentra Palazzo Panetti.

Dentro se puede admirar un elegante patio interior con una cisterna octagonal. Siguiendo por la calle, en la fachada del nº 61 se ve una hornacina de estilo barroco con una imagen de la Virgen.

Para acabar, en uno de los apartamentos de la planta principal existe aún una chimenea monumental.

Fachada del Palazzo Panetti - Fuente: www.poloculturale.tolfa.it

Fachada del Palazzo Panetti - Fuente: www.poloculturale.tolfa.it

Patio del Palazzo Celli - Fuente: www.poloculturale.tolfa.it

Patio del Palazzo Celli - Fuente: www.poloculturale.tolfa.it

Palazzo Celli

Bajando desde la Roca, a la derecha se llega a via Costa Alta, donde se encuentra trova Palazzo Celli (a los pies del centro histórico). ¡Un auténtico “salto al pasado”!

El edificio se caracteriza por una arquitectura muy sobria y lineal y, en el interior, hay un patio conservado perfectamente. 

También hay una cisterna para la recogida del agua de la lluvia típica de los edicifios renacentistas de Tolfa.

Información útil

CóMO LLEGAR

En coche

Desde Roma: recorrer la Strada Statale Aurelia o la autovía A12 (Roma - Civitavecchia) hasta la salida S. Severa y tomar la provincial hacia Tolfa (23 Km);
Desde Civitavecchia: recorrer la provincial Braccianese Claudia en dirección Allumiere/Tolfa/Bracciano durante unos 20 Km hasta Tolfa.

En autobús

Desde Roma: tomar la línea Cotral (desde la estación de Saxa Rubra) en dirección Civitavecchia/Tolfa o en dirección Bracciano/Tolfa.
Desde Civitavecchia: os aconsejamos tomar la línea Cotral desde la parada de Porta Tarquinia/Piazza Vittorio Emanuele/Stazione Ferroviaria en dirección Allumiere/Tolfa.
Desde el Puerto de Civitavecchia os aconsejamos visitar nuestro Punto de Información en Largo della Pace adyacente a la parada de Porta Tarquinia, donde encontraréis a nuestro personal listo para recibiros.
Vota el contenido: 
Sin votos todavía