El gueto judío de Roma representa uno de los tesoros escondidos más bonitos de toda la capital. Visitar este pequeño barrio, delimitado por el Tíber de una parte y por Plaza Venecia de la otra, representa una experiencia no sólo cultural y religiosa, gracias a la Sinagoga y al museo judío, sino también gastronómica, gracias a numerosos restaurantes típicos esparcidos por todo el gueto.

UN POCO DE HISTORIA Y LA REDADA DEL 16 DE OCTUBRE DE 1943

El gueto de Roma se considera el más antiguo del mundo occidental. Fue el papa Pablo IV quien ordenó su construcción en el 1555 revocando todos los derechos concedidos a los judíos romanos y dotándolo, originalmente, de sólo dos accesos para entrar y salir. La vida para los judíos era muy dura y estaba sometida a una serie de obligaciones y prohibiciones: obligación de residir en el interior del gueto y de llevar siempre un símbolo distintivo de pertenencia a la comunidad judía, prohibición de ejercitar cualquier tipo de comercio excepto de trapos y vestidos y de poseer bienes inmuebles.
Los judíos hicieron de la necesidad virtud conviertiéndose, gracias a estas prohibiciones, en astutos comerciantes de ropa y hábiles hombres de negocios en el campo de los préstamos.

Al alba del 16 de octubre de 1943 los nazis rodearon el barrio y capturaron a más de 1.000 judías sacándolos por la fuerza de sus casas. Dos días más tarde los prisioneros fueron cargados en los vagones de un tren con dirección a Auschwitz: de los 1.023 deportados sólo 16 sobrevivieron al exterminio.

Placa conmemorativa a una de las más de 1.000 víctimas del exterminio nazi del 16 de octubre de 1943 en el gueto de Roma

Placa conmemorativa a una de las más de 1.000 víctimas del exterminio nazi del 16 de octubre de 1943 en el gueto de Roma

Con el paso de los años el gueto fue ampliando sus límites territoriales hasta la “liberación” del 1849 cuando, tras la proclamación de la República Italiana, se abolió la segregación. En el 1870 los judíos fueron equiparados a los ciudadanos italianos y con los años, las antiguas callejuelas y los viejos edificios se demolierton para dejar lugar a nuevas construcciones y a la creación de tres calles nuevas: via del Portico d’Ottavia, via Catalana y via del Tempio.

QUÉ VER EN EL GUETO DE ROMA

La Sinagoga es una de las metas turísticas favoritas (consultad el recuadro del final para toda la información y horarios de visita) del gueto de Roma. El Templo Mayor se presenta con un gran edificio de dos plantas de base cuadrada coronada por una gran cúpula. La Sinagoga del gueto de Roma es también y, sobre todo, un lugar de culto y un importantísimo punto de referencia cultural para toda la comunidad judía.

La Sinagoga o Templo Mayor es uno de los símbolos religiosos y culturales más importantes de la comunidad judía en Roma

La Sinagoga o Templo Mayor es uno de los símbolos religiosos y culturales más importantes de la comunidad judía en Roma

En el subterráneo tiene sede el museo judío y el Tempo español, una pequeña sinagoga que merece una visita. 
La Sinagoga fue proyectada y acabada de construir en el 1904 por los arquitectos Osvaldo Armanni y Vincenzo Costa, inspirados por motivos asirio-babilónicos. Según el proyecto el Templo se puede ver desde cualquier punto panorámico de la ciudad. Esto hace de la Sinagoga uno de los iconos símbolo del gueto de Roma.

El Pórtico de Octavia data del siglo II aC y es uno de los monumentos de mayor interés. En la edad medieval se edificaron, sobre las ruinas del Pórtico, un gran mercado de pescado y una iglesia. Os aconsejamos un paseo entre estas ruinas.

El Pórtico de Octavia, uno de los sitios arqueológicos más bonitos de Roma

El Pórtico de Octavia, uno de los sitios arqueológicos más bonitos de Roma

Desde el Pórtico de Octavia se puede acceder directamente al Teatro Marcello, el “pequeño Coliseo” del que se diferencia por las dimensiones reducidas y por la tipología de estructura semicircular (el Coliseo es más redondo como los anfiteatros clásicos).

La fuente de las tortugas es una pequeña joya del gueto. Construida hacia el final del siglo XVI como consecuencia de un reto. El duque Mattei ordenó erigir en un sólo día esta espléndida fuente, haciéndola construir delante de las ventanas del padre de su amada para demostrar que era un hombre importante. Las tortugas fueron construidas por Bernini en 1658.

La fuente de las Tortugas nació a raíz de un reto. Las tortugas son obra de Bernini

La fuente de las Tortugas nació a raíz de un reto. Las tortugas son obra de Bernini

Para acabar, no os perdáis un paseo en la cercana isla Tiberina, la isla habitada más pequeña del mundo.

DÓNDE COMER: EL GUETO Y LA COCINA KOSHER

La “filosofía” Kosher es la base de la cocina judía. El Kosher no es más que un conjunto de reglas, de naturaleza y origen religiosa, sobre la que se basa la nutrición de los judíos. De hecho, Kosher significa “consentido”, “conforme a la ley”.
Pero ¿qué pedir en un restaurante del gueto? Seguro sopa de pescado, una de las exquisiteces en absoluto, pero también las alcachofas cocinadas "a la judia" (sólo en el mes de marzo), los filetes de bacalao y el pescado relleno.

Las auténticas alcachofas

Las auténticas alcachofas "a la judía", uno de los platos típicos del gueto de Roma, se encuentran sólo en el mes de marzo

Caminando por las calles del gueto, sobre todo en Via del Portico d’Ottavia, notaréis que hay muchos restaurantes. Pero, ¿dónde parar a comer en el gueto de Roma? Es difícil elaborar una lista puesto que todos los restaurantes ofrecen una cocina excelente. Entre los más famosos citamos la Taverna del ghetto, Nonna Betta, Giggetto al Portico d’Ottavia y Sora Margherita. Os aconsejamos también una visita a Boccione, una excelente pastelería.

El gueto dr Roma representa una pequeña joya escondida entre el río Tíber y Plaza Venecia. A menudo, por las prisas o por la poca atención, los turistas pasan por alto este barrio. Nuestro consejo es perder 15 minutos, aunque solo sea para dar un paseo, y descubrir tesoros escondidos únicos en el mundo.

Un rincón del gueto de Roma. Se puede ver la Sinagoga, el edificio claro a la izquierda, y parte del Pórtico de Octavia

Un rincón del gueto de Roma. Se puede ver la Sinagoga, el edificio claro a la izquierda, y parte del Pórtico de Octavia

Para más información sobre horarios de visita y precio de la entrada, os invitamos a leer el recuadro del final del artículo.

Información útil

El gueto de Roma: historia, cómo llegar y dónde comer
El accesso a la Sinagoga está consentido exclusivamente con visita guiada a través de la entrada al Museo judío. 

CóMO LLEGAR

Desde la Estación de Roma Termini id a la parada de autobuses y tomad el bus 70. 
Bajad a Largo Torre Argentina y caminar a pie unos 10 minutos.

CÓMO LLEGAR DESDE CIVITAVECCHIA A ROMA
CÓMO DESPLAZARSE POR ROMA

HORARIOS

El Museo judío está abierto todos los días de domingo a viernesè en el siguiente horario:

HORARIO DE INVIERNO (del 1 de octubre al 31 de marzo)
De domingo a jueves: abierto de 10.00 a 17.00 horas (última entrada a las 16.15, a las 15.15 horas para grupos).
Viernes abren 9:00-14.00 (última entrada a las 13.15, a las 12.00 horas para grupos)

HORARIO DE VERANO (1 de abril al 30 de septiembre)
De domingo a jueves: abierto de 10.00 a 18.00 horas (última entrada a las 17.15, a las 16.15 horas para grupos).
Viernes de 10.00 a 16.00 horas (última entrada a las 15.15; para los grupos a 14.00)

Visitas guiadas a la Sinagoga cada hora en Inglés e italiano.

NB informará a los visitantes que durante los meses de invierno, el tiempo puede variar. Para obtener más información, visite la página de Facebook y el sitio web oficial del museo judío.

El Museo estará cerrado el sábado y durante las festividades judías.
Las visitas guiadas de la Sinagoga tienen lugar cada hora en inglés y en italiano.

PRECIOS

La entrada al Museo judío incluye también la visita guiada al interior del Templo Mayor y del Templo Español:
entero 11€
grupos 8 € por persona (mínimo 20 personas, un acompañante gratis)
estudiantes 4 €
minusválidos, niños menores de 10 años
 (menos grupos): entrada gratuita

Vota el contenido: 
5
Average: 4.5 (2 votes)