La Basílica de San Juan de Letrán, definida también como la "madre de todas las iglesias" es una de las cuatro basílicas papales de Roma junto con San Pedro, San Pablo Extaramuros y Santa María la Mayor y forma parte de un gran complejo monumental que incluye el gran obelisco, el Palacio de Letrán y el Santuario de la Escalera Santa.

Considerada una de las obras maestras de Borromini, esta espléndida catedral, fundada entre el 311 y el 312 d.C. por el Papa Melquíades, se encuentra sobre el monte Celio y es sin duda una destinación irrenunciable para turistas y peregrinos de todo el mundo.

¡Vamos a descubrirla!

La Basílica de San Juan de Letrán - Roma

La Basílica de San Juan de Letrán - Roma

UN POCO DE HISTORIA

Para empezar, hay que aclarar que el verdadero nombre de la iglesia es Basílica del Santísimo Salvador y de los Santos San Juan Evangelista y San Juan Baptista y que se trata de la iglesia episcopal del Papa come Obispo de Roma, lo que significa que sólo el Santo Padre puede celebrar la misa desde su altar.

La Basílica de San Juan surgió en el siglo VI d.C. en una zona entonces conocida como Horti Laterani, antigua propiedad de la familia Laterani, confiscada durante el imperio de Nerón.

Restituido a los Laterani por Settimio Severo, el terreno y il palacio que allí se alzaba llegaron hasta tiempos del emperador Constantino cuando se casó en el año 307 con Fausta, hija del ex emperador Maximiano.

La Basílica de San Juan de Letrán - Nave central

La Basílica de San Juan de Letrán - Nave central

La residencia en aquella época se conocía con el nombre de Domus Faustae hasta que Fausta quiso donarla al Papa Melquíades para que tuviese su propia residencia papal. Una tradición cuanta que Constantino, tras salir victorioso de la batalla de Puente Milvio (312 d.C.), como señal de reconocimiento hacia Cristo, mandó construir la basílica en los alrededores del palacio.

Considerando que precede de unos 14 años a la fundación de la Basílica de San Pedro, la Basílica de San Juan es la basílica más antigua del mundo en absoluto.

SAN JUAN DE LETRÁN: EL INTERIOR DE LA BASÍLICA

Antes de que el Papa Inocencio III confiase las obras de restructuración a Borromini (siglo XVII), la Basílica de San Juan, a lo largo de los siglos se enriqueció continuamente con obras de arte y monumentos entre los que destacan el célebre fresco de Giotto representano al Papa Bonifacio VIII en el acto de anunciar el primer Jubileo de 1300, el cieloraso de casetones de la nave central diseñado por Pirro Ligorio y ornamentado por Daniele da Volterra y el suelo de tipo cosmatesco.

Borromini encerró las columnas de la antigua nave central en nueve pilares, alternatos con arcos, sobre los que colocó unos nichos en forma de tabernáculos, reutilizando parte de las columnas de mármol verde antiguo que sosteníasn las vueltas de las naves laterales. En el interior de los nichos se encuentran las monumentales estatuas de los 12 Apóstoles, entre los que destacan San Pedro, San Pablo y San Juan Evangelista.

Os revelamos un pequeño secreto... entre una y otra arcada, apoyándoos sobre la columnata, gracias a un efecto acústico, podréis confiar lo que queráis a otro interlocutor que se encuentre apoyado en la parte opuesta sin que nadie os oiga. ¡Probar para creer!

Al final de la nave central, tras el gran arco triunfal, encontramos el altar papal que custodia un elegante tabernáculo de segunda mitad del siglo XIV, adornado con frescos atribuidos a Barna da Siena mientras que encima del tabernáculo, detrás de reja se encuentra una colección de custodias de plata que contienen las reliquias de los apóstoles Pedro y Pablo.

Desde la nave del extremo izquierdo se accede a la Capilla Corsini, que alberga el monumento fúnebre del papa Clemente XII, obra del arquitecto toscano Alessandro Galilei, a quien también se debe la fachada de la Basílica y, para acabar, el precioso claustro que vamos a descubrir.

La Basílica de San Juan de Letrán - El techo y el relicario

La Basílica de San Juan de Letrán - El techo y el relicario

SAN JUAN DE LETRÁN: EL CLAUSTRO

El Claustro Lateranense, construido entre 1215 y 1232 por Vassalletto, representa una de las mejores obras maestras de la arquitectura cosmatesca, un auténtico tesoro de elegancia y simplicidad. Adornado con losas de tumbas y con materiales de excavaciones romanas y paleocristianas, con sus 36 metros por lado es el claustro más grande de Roma en absoluto.

El Claustro de San Juan de Letrán

El Claustro de San Juan de Letrán

En el centro del patio interior con jardín se encuentra el Pozo de la Samaritana que data del siglo IX, mientras que a los lados de los pasajes que dan acceso al patio se encuentran esfinges y leones que constituyen la base de las columnas.

Entre las obras presentes se pueden citar la copia de la bula de Gregorio XI sobre la supremacía de la Archibasílica, el monumento sepulcral de Arnolfo di Cambio destinado al cardinal Riccardo degli Annibaldi y fragmentos cosmatescos pertenecientes al Altar de la Magdalena, un templo situado en la basílica de Letrán.

LA ESCALERA SANTA Y EL SANCTA SANCTORUM

Una vez fuera de la Basílica, dirigíos al Santuario de la Escalera Santa, destinación de peregrinaje para católicos de todo el mundo.

Según la tradición, Santa Elena, madre de Constantino, durante su peregrinaje a Tierra Santa hizo desmontar y transportar a Roma la escalera que Jesucristo subió para llegar al Sanedrín, delante de Poncio Pilato, poco antes de ser crucificado. Hoy esta escalera se compone de 28 escalones que se pueden recorrer sólo de rodillas.

En la parte más alta de la Escalera Santa, una ventana protegida por un vidrio muy espeso y por una reja permiten observar en interior del Sancta Sanctorum. Se trata de la Capilla privada de los Papas, aún hoy considerado uno de los lugares más sagrados del mundo: la frase latina que destaca bajo el fresco principal recita "Non est in toto sanctior orbe locus" que significa exactamente "No existe en el mundo lugar más santo".

Este artículo termina aquí. Ahora no os queda más que leer la casilla al final de la página para conocer con detalle los horarios, precios y otra información útil para vuestra visita.

Información útil

Basílica de San Juan de Letrán
Sacristía: Tel. 06 698 86433 | Fax: 06 698 86493
Oficina de información y reservas visitas guiadas: 06 69886392

CóMO LLEGAR

Desde el Puerto de Civitavecchia: Llegad a la Estación de Tren de Civitavecchia y subid al primer tren regional con destino Roma. Tras aproximadamente 1 hora y 10 minutos, bajad en Roma Termini y de ahí coged el metro A en dirección Anagnina. Tras 3 paradas bajad en San Giovanni y habréis llegado. La Basílica se encuentra a pocos pasos.

*Para los horarios de tren consultad la página oficial de Trenitalia.
HORARIOS
Basílica: 7:00 - 18:30 (salida hasta las 18:45)
Claustro: 9:00 - 18:00
Baptisterio: 7:00 - 12:30 / 16:00 - 19:00
Archivo Histórico: Lun - Vie 8:30 - 13:00
Museo de la Basílica: 10:00 - 17:30
PRECIOS
Basílica: entrada gratuita
Claustro:  2€
Audioguías: disponibles en italiano, inglés, alemán, español y francés for 5€ (4€ para estudiantes y mayores de 65).
Vota el contenido: 
1
Average: 1 (1 vote)

veces compartidos