La Basílica de Santa Maria Mayor es una de las cuatro basílicas papales de Roma junto con San Pedro, San Juan de Letrán y San Pablo Extramuros.

Situada entre la Plaza del Esquilino y la homónima Plaza de Santa María Mayor, se puede llegar fácilmente a pie a esta imponente basílica tanto desde la Estación de Termini como desde el Coliseo.

Una obra maestra absoluta del arte y de la arquitectura paleocristiana que con la belleza de sus mosaicos, frescos y esculturas ¡os dejará con la boca abierta!

La Basílica de Santa María Mayor vista desde Plaza del Esquilino

La Basílica de Santa María Mayor vista desde Plaza del Esquilino

LA BASÍLICA DE SANTA MARÍA MAYOR ENTRE HISTORIA Y LEYENDA

La Basílica de Santa María Mayor, situatda en la plaza homónima en lo alto del monte Esquilino, se llama también "Liberiana" por una leyenda relacionada con el Papa Liberio. De hecho se dice que la noche del 5 de agosto del año 352 d.C., la Virgen María se apareción en sueños al Pontífice indicándole que construyera una iglesia allí donde encontrara nieve.

Cuando a la mañana siguiente, en pleno día de un tórrido verano romano, el Papa encontró nieve sobre el monte Esquilino, y mandó construir la iglesia llamada precisamente "Nuestra Señora de las Nieves". La commemoración del "milagro de la nieve" tiene lugar el 5 de agosto de cada año durante una sugestiva y conmovedora celebración, en la que se lanza una cascada de pétalos blancos sobre los fieles desde la bóveda de la Capilla Paulina.

En realidad, la basílica se construyó en el siglo V durante el pontificado del Papa Sixto III para ser modificada a finales del siglo XIII por el Papa Nicolás IV, quien añadió el transepto. Entre los siglo XVI y XVII el Papa Sixto V y el Papa Pablo V mandaron construir las dos capillas en sus honor (Sixtina y Paulina), mientras que entre 1741 y 1743 Ferdinando Fuga realizó la nueva fachada con el gran pórtico barroco compuesto por cinco aperturas, más tres en la logia superior.

Hay que decir que la nueva fachada cubrió los espléndidos mosaicos del siglo XIII, obra de Filippo Rusuti, que representan precisamente el nacimiento de la Basílica con María Santisíma, aparecida en sueños al Papa Liberio. No obstante, al mismo tiempo se ha preservado su integridad. Engastados como en un marco por la nueva fachada, los mosaicos se pueden ver sólo con visita guiata.

La Basílica de Santa María Mayor vista desde la plaza homónima

La Basílica de Santa María Mayor vista desde la plaza homónima

QUÉ VER EN EL INTERIOR DE LA BASÍLICA DE SANTA MARÍA MAYOR

Entrando en la Baílica de Santa María Mayor no podréis evitar admirar los espléndidos mosaicos de la nave central y los del Arco triunfal que datan del siglo V d.C., o bien los del Ábside, obra de Torriti por voluntad del Papa Nicolás IV.

El suelo de estilo cosmati es un regalo del caballero Scoto Paparone y su hijo y data de 1288, mientras que el techo artesonado de madera dorada se debe a Giuliano da Sangallo.

La nave principal de la Basílica de Santa María Mayor

La nave principal de la Basílica de Santa María Mayor

Seguid visitando las distintas capillas: la Capilla Borghese, la Capilla Sixtina (no hay que confundirla con la Capilla Sixtina de Miguel Ángel en los Museos Vaticanos), la Capilla Sforza, la Capilla Cesi, la Capilla del Crucifijo y lo que queda de la Capilla de San Miguel.

Sin duda, también son muy impresionantes el Altar Mayor, a la derecha del cual se encuentra la tumba del gran arquitecto Gian Lorenzo Bernini, la Relíquia de la Sacra Culla (la Cuna Sagrada), el pesebre del siglo XIII y el Baptisterio.

Bellísimos los mosaicos situados en los paneles bajo las ventanas, que representan un ciclo de historias del Antiguo Testamento: historias de Abraham, Jacobo e Isaac en el lado izquierdo, Moises y Josué en el derecho.

Bajo el pontificado del Papa Juan Pablo II se realizó también un Museo, inaugurado el 8 de diciembre de 2001, donde se encuentran contenidos muchas otras obras de arte de la antigüedad de valor inestimable.

La capilla de Sixto V en la Basílica de Santa María Mayor

La capilla de Sixto V en la Basílica de Santa María Mayor

Basílica de Santa María Mayor - Altar mayor

Basílica de Santa María Mayor - Altar mayor

¿Qué más añadir? Está claro que un artículo no es suficiente para describir todas las maravillas que se encuentran en el interior de la Basílica de Santa María Mayor. El resto os lo dejamos a vosotros para que lo desvubráis en persona. Estamos seguros de haberos provocado la dosis justa de curiosidad.

En la casilla del final de la página encontraréis horarios, la dirección y toda la información útil para organizar vuestra visita.

Un último consejo: ¡visitadla al ponerse el sol o al caer la noche! Con la nueva iluminación nocturna, la Basílica se ha vuelto aún más bonita y sugestiva.

Información útil

Basílica de Santa María Mayor

Teléfono: +39 06 69886800
Fax: +39 06 69886817
Correo electrónico: sagrestiasmm@org.va

CóMO LLEGAR
Desde el Puerto de Civitavecchia: Llegad a la Estación de tren de Civitavecchia y subid al primer tren regional en dirección a Roma. Después de aproximadamente 1 hora y 10 minutos y bajad en Roma Termini. La entrada de la Basílica se encuentra en la Plaza de Santa María Mayor, a la que se puede llegar con un corto paseo desde la estación, o bien gracias a las líneas B o B1 de metro bajado en la parada Cavour.
HORARIOS
La Basílica está abierta todos los días desde las 7:00 hasta las 18:45.
 
Horario Misas:
Laborales: 7:00 - 8:00 - 9:00 (en la Capilla Sforza) 10:00 - 11:00 - 12:00 - 18:00.
Festivos: 7:00 - 8:00 - 9:00 (en la Capilla Paolina) 10:00 (en latín) - 12:00 - 18:00 (en el Altar Papal)
*Durante las funciones se puede visitar la iglesia
PRECIOS

Entrada gratuita

Vota el contenido: 
4
Average: 4 (1 vote)

veces compartidos