¿Qué ver en Tarquinia? Centro de Etruria Meridional, símbolo del arte etrusco por excelencia y ciudad medieval de gran fascinación, Tarquinia tiene realmente ¡mucho que ofrecer!

Con sus preciosos monumentos y museos, un sugestivo centro histórico e importantes sitios arcqueológicos reconocidos como patrimonio mundial por la Unesco, esta espléndida ciudad de orígenes etruscos, ¡es una auténtica concentración de arte!

Además, su posición estratégica y su cercanía con importantes centros culturales y otras ciudades de arte la convierten en una meta anhelada por cualquier turista. Sólo hace falta pensar que Tarquinia se encuentra a sólo 15 minutos del Puerto de Civitavecchia, 40 de Viterbo, 50 del Aeropuerto de Fiumicino y a poco más de 1 hora de Roma.

Conscientes de que Tarquinia es mucho más que esto, intentaremos, sin ninguna pretensión de ser exhaustivos, contaros su historia a través de 10 parades imperdibles que hay que visitar. ¡Seguídnos!

1. LA NECRÓPOLIS ETRUSCA DE MONTEROZZI

Visitar la Necrópolis de Tarquinia Es sin duda la mejor forma para conocer la grandeza y al mismo tiempo el talento artístico del pueblo etrusco.

Con más de 200 tumbas pintadas, los frescos de la Necrópolis de Monterozzi representan el más amplio núcleo pictórico existente de arte etrusco y al mismo tiempo el documento más importante de toda la pintura antigua antes de la edad imperial romana.

La costumbre de adornar los sepulcros de las familias aristocráticas está documentada también en otros centros de Etruria, pero sólo en Tarquinia el fenómeno ha asumido estas dimensiones: escenas de carácter mágico-religioso que representan banquetes fúnebres, bailarines, músicos y juglares, todo representado con movimientos armoniosos y colores intensos.

Un ejemplo son la Tumba de los Leopardos, de las Leonas, del Guerrero, de la Caza y la Pesca, del Cazador, de los Cardarelli, de la Flor de Loto y muchas otras.

Para descubrir más sobre la Necrópolis y para más información útil sobre cómo organizar la visita leed también el artículo dedicado a la Necrópolis de Monterozzi.

Necropoli Etrusca di Monterozzi - Tomba dei Leopardi

Necropoli Etrusca di Monterozzi - Tomba dei Leopardi

2. EL MUSEO NACIONAL ETRUSCO DE TARQUINIA

Albergado dentro del Palazzo Vitelleschi, el Museo Nacional Etrusco de Tarquinia es sin duda una de las principales atracciones de esta ciudad.

Palazzo Vitelleschi - Tarquinia

Palazzo Vitelleschi - Tarquinia

Ya de por sí, el Palazzo Vitelleschi ¡merece una visita! Realizado por voluntad del Cardenal Giovanni Vitelleschi entre el 1436 y el 1439 con proyecto de Giovanni Dalmata, gracias a la coexistencia de elementos góticos y del Renacimiento es una verdadera obra de arte arquitectónico.

En su interior, la muestra está dividida en tres plantas y contiene la más amplia colección de arte etrusco existente. Sarcófagos, jarrones, objetos de buccheri, platos, cerámicas, estatuas y monedas antiguas son sólo algunas de las importantes obras que podrán admirar en el interior del museo.

La obra más significativa, símbolo mismo del museo es sin duda el célebre altorelieve de los Caballos Alados, recuperado en las ruinas del templo del templo del Altar de la Reina.

Esta placa hallada por el arqueológo Pietro Romanelli, fragmentada en cien partes, se puede datar entre finales del siglo V y comienzos del siglo IV a.C.

La primera intervención de restauración, confiada a Augusto Falessi, permitió la exposición tan sólo seis meses después del descubrimiento (1938) pero, gracias a muchas otras restauraciones, hoy por fin podemos admirar esta obra única en el mundo en todo su esplendor, valorizada también a nivel expositivo, con su reciente recolocación en la sala original.

Los Caballos Alados de Tarquinia

Los Caballos Alados de Tarquinia

3. EL CENTRO HISTÓRICO Y LAS IGLESIAS MEDIEVALES

Un agradable paseo entre las callejuelas del centro histórico de Tarquinia os conducirá hacia atrás en el tiempo en una mágica atmósfera medieval entre iglesias, monumentos y edificios históricos.

Empezando desde Barriera di San Giusto, antiguo acceso a la ciudad, os encontraréis en seguida en Piazza Cavour con el renacentista Palazzo Vitelleschi, sede del Museo Etrusco. A la izquierda Via G.Mazzini os conducirá a Piazza del Duomo donde podréis admirar la maravillosa Catedral de Santa Margherita con su majestuoso campanario. Continuando por Via Porta di Castello llegaréis la espléndida Iglesia de Santa Maria di Castello, a la cual hemos dedicado un párrafo a parte.

Recorred la panorámica Via della Ripa y entrad en Via delle Torri sobre la cual se asoman bellos edificios históricos como el Palazzo dei Priori y la Iglesia del Santo Espíritu. Parad un momento también en Piazza di Santo Stefano donde además de la Torre Barucci se encuentra el antiguo lavadero.

Tarquinia - Piazza Giacomo Matteotti

Tarquinia - Piazza Giacomo Matteotti

En el cruce con Via San Pancrazio os encontraréis en una pequeña placita donde surge la homónima iglesia de San Pancrazio, la Torre del Magistrato y el maravilloso Palazzo Castelleschi mientras desciendiendo Via di San Martino encontraréis la homónima iglesia, la más antigua de la ciudad.

Seguid por Via San Pancrazio hasta el cruce con Via dell'Orfanatrofio y llegaréis al centro, en la calle Giacomo Matteotti donde se encuentra el Palazzo Comunale, la monumental fuente del siglo XVIII, la iglesia de San Leonardo y la Iglesia del Sufragio.

Por último, por Via di Porta Tarquinia llegaréis a la hermosa Iglesia y convento de San Francisco o bien, podéis llegar a Piazza San Giovanni, donde visitar la Iglesia románica de San Juan de Jerusalén.

Tarquinia - Iglesia de San Francisco

Tarquinia - Iglesia de San Francisco

4. EL TORREÓN DE MATILDE DI CANOSSA Y LA IGLESIA DE SANTA MARÍA IN CASTELLO

La espléndida Iglesia románica de Santa María in Castello merece un capítulo a parte. Está situada en la zona más antigua de Tarquinia, en el lugar donde se ubicaba el Castrum Cargnetum, original núcleo de la antigua Corneto.

Para lelgar, tenéis que recorrer Via di Porta Castello, atravesar la antigua Puerta con la Torre Dante y la Torre Matilde di Canossa al fondo. ¡Pocos pasos para veros catapultados 1000 años atrás!

La atmósfera que se respira aquí es simplemente mágica, especialmente de noche cuando las calles están iluminadas sólo por la luz de las farolas... el lugar ideal para un romántica paseo en la historia.

Leed también nuestro artículo dedicado a la iglesia para profundizar sobre su historia y conocer las obras de arte que custodia.

Tarquinia - Iglesia de Santa Maria in Castello

Tarquinia - Iglesia de Santa Maria in Castello

5. LA CATEDRAL DE TARQUINIA

La Catedral de los Santos Margarita y Martín, construida alrededor del 1260, se encuentra en la plaza homónima a pocos pasos del Palazzo Vitelleschi y forma parte de la diócesis de Civitavecchia y Tarquinia.

Elevada a Catedral el 5 de diciembre del 1435, en el siglo XV la catedral se amplió por voluntad del Obispo Bartolomeo Vitelleschi para ser desafortunadamente destruída en 1643 por un terrible incendio.

Tarquinia - Catedral de los Santos Margarita y Martín

Tarquinia - Catedral de los Santos Margarita y Martín

Reconstruída en poco tiempo, la Catedral fue nuevamente restaurada en el siglo XIX en estilo neoclásico según el proyecto de Francesco Dasti y ampliada con el añadido de nueve altares.

Externamente, la fachada está precedida por una escalinata y a su lado izquierdo está la torre del campanario. En la parte inferior se abren tres portales, mientras que en la superior, que acaba con un tímpano de forma triangular, se encuentra una bífora junto a las estatuas de los dos santos.

El interior, subdividido en tres naves, conserva en el presbiterio elementos de la estructura precedente al incendio. Entre las obras más bonitas custodiadas en su interior podréis dmirar los frescos del coro realizados por Antonio da Viterbo, llamado il Pastura (siglo XVI), que representan las Historias de la Vírgen.

Catedral de Tarquinia - Interior

Catedral de Tarquinia - Interior

Catedral de Tarquinia - Interior

Catedral de Tarquinia - Interior

6. PALAZZO COMUNALE

El Palazzo Comunale de Tarquinia surge en el corazón del centro histórico medieval. Construido en siglo XIII siglo, su posición asume un importante valor simbólico pues fue realizado a lo largo del trazado de las antiguas murallas de las que la torre ya formaba parte, testimonio de la expansión de la ciudad.

El edificio, de estilo predominantemente románico con elementos góticos, presenta dos fachadas: una en Via San Pancrazio, otra, la principal en Piazza Matteotti. En su interior, se encuentra la célebre Sala de los frescos que en el pasado era la Asamblea del consejo del ayuntamiento, mientras actualmente constituye la antesala del alcalde y se utiliza para albergar ceremonias, matrimonios civiles y otras funciones públicas.

Las espléndidas pinturas que decoran las paredes (atribuidas a C. Donati) retratan episodios y personajes históricos de la ciudad y se pueden datar de entre el siglo XVI y el XVII.

Tarquinia - Palazzo Comunale

Tarquinia - Palazzo Comunale

7. LA ANTIGUA GRAVISCA (PUERTO CLEMENTINO)

En la costa, entre la desembocadura del río Marta y la Reserva de las Salinas en el sur, se encuentra el área arqueológica de Gravisca, antiguo puerto etrusco, zona hoy conocida con el nombre de Puerto Clementino, en honor al Papa Clemente XIII que en el siglo XVIII lo hizo restaurar.

Antes de la colonización por obra de los romanos, quienes rebautizaron la localidad con el nombre de Gravisca, este puerto de escala marítimo era muy frecuentado por mercaderes extranjeros, sobre todo procedentes de Asia Menor.

En el margen sur del centro etrusco, en efecto, se han hallado restos del llamado santuario griego de Gravisca. Fundado entre el 600 a.C. y el 580 a.C., el santuario asumió en breve las funciones de emporion, o sea, de centro de intercambios comerciales con funciones también religiosas. Allí se veneraba a Era, Afrodita y Deméter en sus equivalentes etruscos: respectivamente Ura, Vei y Tura.

Entre los restos más significativos hallados en el santuario, se encuentra sin duda el kantharos de Exechias, excelente cerámica ática del siglo VI aC. junto con una iscripción para Apolo Egineta hecha por el mercader Sostratos de Egina, que demuestra cuanto los contactos con el Mediterráneo oriental y con el mundo griego estuvieran vivos.

Las ruinas de Puerto Clementino, antiguo puerto etrusco de Gravisca

Las ruinas de Puerto Clementino, antiguo puerto etrusco de Gravisca

9. LA RESERVA NATURAL SALINAS DE TARQUINIA

Situada cerca de la costa de la antigua ciudad etrusca, la Reserva Natural Salinas de Tarquinia es un sitio natural de extrema importancia, siendo la única salina del Lacio y una de las pocas que quedan a lo largo de toda la costa italiana.

Con una extensión de 150 hectáreas, de las que aproximadamente 100 son de laguna costera, el sitio acoge todo el año a numerosas especies de aves permanentes y migratorias entre el pelícano rosa, la garceta común, la garza real, la cigüeñela común, la gaviota cabecinegra, la garza blanca y muchos otros. Además, también es posible encuentrar otros simpáticos ejemplares de zorro, puercoespín europeo, nutria, puercoespín, ardilla y tortugas comunes.

Lugar perfecto para fotógrafos y amantes de la obseración de aves las Salinas están gestionadas por el Cuerpo Forestal del Estado y se pueden visitr todo el año con reserva previa. Para reservar, llamad al +39 0766 864605 o escribid un correo electrónico a pf.salineditarquinia@corpoforestale.it

Si también buscáis un poco de rlajación, al lado de la Reserva natural se encuentra también una playa libre de unos 4 km. Si, en cambio, queréis descubrir otros pueblos de mar cerca de Tarquinia, ¡seguid leyendo este artículo!

La Reserva Natural de las Salinas de Tarquinia

La Reserva Natural de las Salinas de Tarquinia

8. LIDO DE TARQUINIA Y OTRAS PLAYAS

Tarquinia ofrece varias alternativas para todos los amantes del mar. El tramo de playa más largo y mejor equipado es el Lido de Tarquinia que, a sólo 10 minutos del centro de la ciudad, e frequentado sobre todo por familias co niños y por los amantes del deporte qie vienen aquí para practicar surf, windsurf, vela o voley playa.

Marina Velca es una pequeña playa situada a unos 4 km al norte del Lido. Frequentada por turistas de todas las edades, está igualmente subdividida entre playa equipada y playa libre. Aquí se encuentra Pian di Spille, una de las plyas libres más bonitas de Tarquinia, conocida también como el Gran Donut. 10 quilómetros de litoral arenoso mexclado con pinedas mediterráneas que rodean el precioso mar, donde también se puede practicar naturismo.

Lido de Tarquinia

Lido de Tarquinia

Riva dei Tarquini es un bonito tramo de costa poco al norte de Marina Velca, donde además del mar es posible practicar muchas actividades divertidas. Y aquí surge un gran Cámping donde además de los servicios de acampada tradicionales se encuentra un gran parque aventura y un campo dedicado al Airsoft.

A unos 7 km al sur del Lido, cerca de la Reserva Natural de las Salinas, se encuentra la playa libre de San Giorgio, probablemente la más salvaje de la costa. La playa es libre y no está equipada y para alcanzarla es preciso cruzar una carretera de tierra.

Por último, la playa de Bagni di Sant'Agostino es famosa sobre todo por las dunas que se alternan con densas pinedas. Situada cerca de la contrada homónima en la localidad de Tarquinia, a unos 15 quilómetros de Civitavecchia, esta playa de suave arena dorada se caracteriza por un amplio y largo litoral que se asoma sobre un pequeño golfo a cuya espalda se encuentran dunas punteads de maquia.

Tarquinia - Parque Aventura Riva dei Tarquini

Tarquinia - Parque Aventura Riva dei Tarquini

10. QUÉ COMER EN TARQUINIA: RESTAURANTES, ENOTECAS Y AGROTURISMOS

Tarquinia posee una envidiable cultura enogastronómica che abarca desde los sabores más genuinos de la tierra hasta la cocina de mar ofreciendo así un amplio abanico para todos los gustos.

Como es natural, los restaurantes de pescado se encuentran principalmente a lo largo de la playa del Lido mientras que en el interior es posible encontrar numerosos restaurantes, enotecas y agroturismos.

Entre los productos locales más renombradps merecen una mención especial las verduras, entre las cuales las setas ferlenghi, alcchofas, tomates, pimientos, hinojo y espárragos pero también otros productos como la pasta de trigo duro, aceite de oliva extravirgen, quesos, embutidos, salchichas, miel y excelentes vinos blancos y tintos.

Tarquinia es rica en restaurantes, enotecas y agroturismos

Tarquinia es rica en restaurantes, enotecas y agroturismos

Ya hemos llegado al final de este artículos sobre Tarquinia, cuna de la civilización etrusca y maravillosa ciudad medieval, Patrimonio de la Unesco.

Seguro que las cosas que ver y hacer en Tarquinia ¡no se acaban aquí! Nosotros, para no alargarnos demasiado, hemos intentados resumir las bellezas de esta localidad en 10 imperdibles lugares... ¡el resto dejamos que lo descubráis vosotros en persona!

¡Buen viaje!

PD. si os ha gustado este artículo compartidlo con vuestros amigos en Facebook, WhatsApp, Twitter o Google+.

Información útil

Tarquinia

CóMO LLEGAR

En tren

Desde el Puerto de Civitavecchia podéis llegar en unos 10 minutos a pie a la Estación de tren, tomar el primer tren (dirección Pisa Centrale/Grosseto - 1,50€) y bajar tras 1 parada en Tarquinia (Museo). Para los horarios de los trenes consultad la página de Trenitalia.
 
En autobús
Desde Piazza Vittorio Emanuele
(Catedral) pueden tomar la línea COTRAL en dirección Tarquinia (Barrera S. Justo) que les dejará a unos pasos del Museo Etrusco y del el centro de la ciudad. Para los horarios consultadas la página oficial.
 
En coche
- Desde Roma: tomad la autopista hasta Civitavecchia y la Statale Aurelia (90 km).
- Desde Grosseto: Strada Statale Aurelia en dirección sur (90 km).
- Desde Viterbo: via Vetralla - Monte Romano o bien via Tuscania; en mbos casos no más de 45 km
Vota el contenido: 
5
Average: 5 (1 vote)

veces compartidos